Páginas vistas en total

martes, 1 de marzo de 2016

EL CAUTIVO - REAL COFRADÍA DE JESÚS CAUTIVO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA ENCARNACIÓN


DOMINGO DE RAMOS

Jesús Cautivo
María Santísima de la Encarnación. Foto: José Velasco


Antonio Padial Bailón

A partir de 1976, la Semana Santa de Granada empezará a superar la crisis profunda que ya venía de lejos, de finales de los años cincuenta, pero que se agudiza profundamente para llegar a su cenit a mediados de los setenta. 

Circunstancias externas e internas, que en otras ocasiones hemos explicado, estarán en la raíz de aquella decadencia, en la que una de sus muchas manifestaciones se encontraba en hermanos mayores y juntas de gobierno que se eternizaban en la dirección y control de sus cofradías, impidiendo la entrada de nueva sabia, que constituyera un revulsivo para sacar a las cofradías de su letargo.

A partir de 1976, las hermandades irán superando la crisis, que no era sólo motivada por los escasos recursos económicos y de escasez de hermanos de las cofradías, sino también, de nuevas formas de vida de la sociedad. Pero nuevos estilos en las hermandades y nuevas concepciones se irán asentando en los años siguientes.

Producto de esta paulatina superación, lo constituyó la aparición de nuevas hermandades de penitencia, en lo que se llamará la tercera y última ola fundacional. Fue en 1978, cuando se funda la Hermandad de penitencia de la Concepción, que entre sus muchas novedades, traía la formación de un cuerpo de costaleros propio, para evitar el abuso y mal hacer de los llamados costaleros profesionales.

La Hermandad de San Francisco de Asís y Santa Clara y Real Cofradía de Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación, así es el actual título oficial de esta hermandad que estamos tratando, se fundará el 24 de junio de 1981, aunque se aprobaron canónicamente sus estatutos por el arzobispo D. José Méndez Asensio el día 2 de diciembre de ese año. 

Inmediatamente, los fundadores comenzaron a buscar templo donde establecer su sede canónica. Lo solicitaron en la iglesia de San Ildefonso, cuyo párroco rechaza el establecimiento de la cofradía en aquel templo; después acuden a la iglesia de Santiago ( Servicio Doméstico), donde fueron bien acogidos por las monjas, pero al estar en obras el templo deciden seguir buscando sede y acuden al convento de los Ángeles, en las Vistillas del Realejo y aunque las clarisas de ese convento los admiten y le ofrecen la Dolorosa que allí se venera, se opone a su establecimiento la Hermandad de Ntra. Sra. de los Ángeles. También acuden sin resultado satisfactorio a la iglesia de San Felipe Neri (Perpetuo Socorro) (1).

Por último, es en el monasterio de la Encarnación donde encuentra acogida sin trabas y allí se establecen, aunque sin posibilidad de poder salir de allí en su estación penitencial por la escasas dimensiones de la puerta de su iglesia. Allí son bien recibidos por las monjas, especialmente por la Madre Dulce Nombre y por el capellán D. Basilio Romero, que fue el primer consiliario de la hermandad.


Convento de la Encarnación sede de la hermandad

Por lo tanto, la hermandad se fundó en el monasterio de clarisas, el de Ntra. Sra. de la Encarnación, situado en la plaza de su nombre, junto a la Plaza de la Universidad. La fundación del mismo fue en 1524, sobre un conglomerado de casas nazaríes que colindaba con la antigua iglesia de los Santos Justo y Pastor, que le servía de capilla y que estaba en el solar de la placeta de  la Encarnación, construida sobre la mezquita de Majadalbecy, junto a la puerta de San Jerónimo de la muralla granadina. La Fundación tuvo el apoyo del arzobispo de Granada, D. Gaspar de Ávalos.

Cuando la parroquial de San Justo y Pastor se traslada a la vecina iglesia del Colegio de San Pablo (jesuitas) y se demuele la antigua de la plaza de la Encarnación, las monjas han de construir una capilla, que es la que actualmente poseen, reformada en 1909.

La nueva hermandad toma como titular mariana a Ntra. Sra. de la Encarnación, advocación de la patrona del convento, y que tuvo una antigua hermandad en el siglo XVI: La imagen de gloria del siglo XVI, que aún se venera en el convento, era la patrona de la antigua hermandad de penitencia de la Paciencia de Jesucristo, formada por negros y mulatos de la ciudad; se la vestía de Dolorosa con manto negro y toca para la estación de penitencia, cosa frecuente en las cofradías de penitencia, cuando tenían imagen mariana de gloria (2). Esta antigua hermandad de la Encarnación, aunque sin carácter penitencial tuvo vida como hermandad rosariana hasta finales del siglo XVIII o principios del XIX.


Ntra. Sra. de la Encarnación de gloria

La fundación de esta hermandad tuvo como motivo de su génesis, el voto del fundador, D. Ángel Perea al capuchino, Beato Fray Leopoldo de Alpandeire, al que se le atribuyó la curación de un hijo debida a su intermediación. El Sr. Perea procedía de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Soledad, al igual que otros directivos de la nueva cofradía.

La advocación de Jesús Cautivo la inspiró la imagen de este título del granadino Gabriel Martín Simón que realizó para la cofradía de ese título de Málaga y que tanta devoción inspira en esta ciudad. 

Según el entonces vice-hermano mayor de la cofradía, Nicolás Crespo, la idea primaria de la hermandad fue formar un paso de los de misterio, que representara el momento del Prendimiento de Jesús en el Huerto de Getsemaní, en el que figurara un olivo y las imágenes de San Pedro en la actitud de herir a Malco, así como la de un hebreo, un soldado romano y un sayón. Dicha composición del grupo escultórico la sugirió el propio escultor sevillano Antonio Dubé de Luque, que estaba realizando la imagen de la Virgen.  

Antes de buscar un templo adecuado para que pudieran salir los pasos sin dificultad, la nueva hermandad estudia la posibilidad de abrir una puerta por la parte del convento que da a la calle de San Jerónimo, pero las dificultades que la obra representaba y su coste económico la hacen desistir. 

La nueva hermandad, va a establecer como cultos el triduo cuaresmal, que en alguna ocasión se convertirá en un quinario, a sus titulares y fiesta principal el día de la Encarnación, y besamanos a su titular mariana. También celebra cultos mensuales los primeros domingos de cada mes.

La hermandad de Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación, se iba preparando con gran esfuerzo económico para realizar en la Semana Santa de 1982 su primera estación de penitencia. Como curiosidad diremos que en esos primeros años constituía verdadera capillica de la cofradía la peluquería del hermano mayor, Ángel Perea, establecida en la calle de San Jacinto. Allí acudían casi diariamente otros iniciales directivos, entre ellos, el joyero José Luis Peis, el modisto Mariano, Emilia Salvatierra, la esposa de Ángel Perea, María Dolores Crespo Tortosa, primera camarera mayor y también vestidora de la Virgen. 

Los hábitos que se eligieron fueron similares al franciscano, por la circunstancia del voto referido y por tener sede en un convento de clarisas. El capillo será de color blanco. 




Para esta primera estación de penitencia, ya contaba la hermandad con la imagen de su titular mariana la Dolorosa María Santísima de la Encarnación, que había sido encargada, una vez fundada la hermandad, al escultor sevillano Antonio Dubé de Luque, a la que se le empezó a dar culto y con la que realizarían la primera estación de penitencia como único paso, que se construyó de forma provisional.


Aún en esos años, no existían las exigencias actuales de estética y de cierto asentamiento, para que una hermandad nueva pudiera realizar de forma inmediata a su fundación la estación de penitencia por la carrera oficial. Como ocurría desde que la Semana Santa de Granada en su recuperación en los años veinte del pasado siglo, esta nueva hermandad en la Semana Santa siguiente a la fecha de su fundación, es decir, en 1982, realizó su primera estación de penitencia por el itinerario oficial.



Encarnación de luto 2015

Como el monasterio de la Encarnación no contaba con puerta de dimensiones suficientes para la salida del palio de la Virgen, la hermandad gestionó la salida desde la iglesia de San Felipe Neri (Perpetuo Socorro), aunque de una capilla lateral a la misma en la calle de Gran Capitán, desde donde solía realizar sus salidas antiguamente el paso de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Hizo su primera salida el día 4 de abril de 1982, a las 7:45 de la tarde y la Virgen llevaba un palio de varales niquelados, hechos en Armilla y terciopelo color marrón-crema en su techo y caídas, que se hicieron con cierta forma en disminución hacia el centro, donde terminaba en tres lóbulos; los faldones, de igual tela y color, tenía un respiradero realizado en la misma pieza que el faldón. El manto era de tela de damasco color crema y oro viejo carente de bordados, que fue realizado por señoras de la hermandad y según el modelo y dimensiones del manto de la Virgen de la Estrella, que le sirvió de patrón y sobre el que fue cortado. También estrenaba la corona, realizada por los Moreno.

1982. Primera estación de penitencia

No fue muy afortunada, desde el punto de vista meteorológico, aquella primera salida del Domingo de Ramos de 1982. Cuando el paso de palio de María Stma. de la Encarnación estaba en la calle San Jerónimo, junto al convento de su sede, para que las monjas contemplaran a la Virgen desde sus celosías conventuales, un importante chaparrón se produjo. La cofradía trató de buscar refugio en la iglesia colegiata de Santos Justo y Pastor, encontrándose con la negativa del párroco y la consiguiente protesta del público, ante dicha negativa.

La hermandad, dado que, entre tanto, había cesado la lluvia decidió continuar con su marcha hacia la carrera oficial y realizó completa su salida procesional.  

En 1983 se acordó nombrar a las Infantas Elena y Cristina Camareras Mayores Honorarias de la hermandad, cosa que se aceptó por la Casa Real ese mismo año.

En cuanto a la imagen de Jesús Cautivo, las monjas propusieron a la hermandad que procesionaran la imagen de talla completa de un Ecce Homo  que estas conservaban en su clausura. Dicha imagen pudo ser el Ecce Homo del que el cronista del siglo XVII, Enríquez de Jorquera relata en sus Anales de Granada que se veneraba por los viajeros que entraban y salían de la ciudad por la Puerta de San Jerónimo, que en dicha época estaba adjunta al convento de la Encarnación. Sin embargo, la cofradía no aceptó el ofrecimiento de la imagen por el escaso tamaño de la misma para el paso de misterio. Después de consultar a varios escultores granadinos, como Antonio Barbero, Espinosa Alfambra y Aurelio López Azaustre, cuyos presupuestos les resultaron excesivos a la cofradía, se decidieron para que les realizara la imagen de Jesús Cautivo por el sevillano Antonio Dubé.

Será en 1983, cuando en el mes de marzo se bendijo la imagen de Jesús Cautivo en la capilla del convento, que se presentó con túnica blanca y cordón de hilo de oro. Estuvo colocada en el presbiterio de la capilla, ante la valiosa imagen del Cristo de la Buena Muerte de Diego de Siloé, que años atrás había sido titular de la Cofradía de los Ferroviarios. La imagen de Jesús Cautivo, también fue realizada por Antonio Dubé de Luque de Sevilla.


Llegada la Semana Santa, la imagen se presentó en un paso con calvario de clavel rojo con cuatro faroles en las esquinas de talla, similares a los que había llevado Jesús del Perdón en su antiguo paso. La dimensión de la parihuela se había realizado con unas medidas de 2,30 m. por 3,60, para que en el futuro albergara todas las imágenes de las que se habría de componer el misterio. Éste, sin embargo, pronto se desechó por las dificultades económicas que para la cofradía representaba su realización y la inseguridad de contar en el futuro con templo de salida con puerta adecuada para la salida procesional de un paso de tales dimensiones.

La Virgen era portada estos años por los componentes de la junta de gobierno de la Hermandad de Jesús Nazareno y algunos de sus costaleros, que le donó la bandera pasionista. También hasta que la hermandad consiguió cuerpo de costaleros propios fue el cuerpo de costaleros de la Virgen de la Estrella, quién sacará el paso de Cristo.

No completó su recorrido la hermandad en la Semana Santa de 1983, pues tuvo que regresar a la capilla adosada de la iglesia del Perpetuo Socorro cuando una insistente lluvia sorprendió a la cofradía cuando iba por la calle de Mesones y que no cesó hasta su entrada en el templo. 




Para la Semana Santa de 1984, el paso de la Virgen estrena respiraderos de orfebrería, realizados en el taller granadino de los Hermanos Moreno, en la Cuesta de Gomérez. Es de destacar que del respiradero cuelgan unas guirnaldas de orfebrería. También, ese año se realiza alguna innovación en el palio, al ponerle un techo azul de estrellas; también en la bambalina delantera se le bordó el emblema de la Hermandad. 

Añadir leyenda

El itinerario de la cofradía en estos años pasaba por la calle de San Jerónimo, hacia Cárcel Baja, Elvira, Plaza Nueva y Sancti Spíritu, para ir a San Matías y Navas. Después de Tribuna, por calle Príncipe a Bibrambla, Arco de las Cucharas, Mesones, Marqués de Gerona y Puerta de la Catedral. Regresó por San Jerónimo (3).

El paso del Señor, que los tres años anteriores había salido con un estrecho respiradero de talla, seguramente prestado, en 1985 prescinde de él y se presenta con uno vegetal de claveles rojos, con una peana o calvario de la misma flor. También se estrenan este año los cuatro faroles dorados de las esquinas realizados por la orfebrería granadina de los Hermanos Moreno, que aún hoy mantiene en el paso.



En la Semana Santa de 1986 el paso de la Virgen estrena bordadas las caídas delantera y trasera del palio, bordadas en  maya de oro por la técnica de recorte en la localidad sevillana de Salteras, que también bordará la toca de sobremanto y el estandarte. Será el último año que se la vista con el manto damasco marrón-crema.




En 1987, la cofradía no llega a un acuerdo con los P.P. Redentoristas que administran la iglesia de San Felipe Neri (Perpetuo Socorro) y tiene que buscar otra iglesia para realizar su salida penitencial. Tras los buenos oficios prestados por el entonces Presidente de la Federación de Cofradías, D. Miguel López Escribano, consiguen salir de la iglesia parroquial del Sagrario de la Catedral, cuyo párroco, D. Carlos del Castillo, había sido consiliario de la Hermandad de la Sentencia, con sede en San Pedro, donde antes había sido su párroco (4).

Ese año, que sale del Sagrario por vez primera, quedará completado el bordado de las caídas del palio con la finalización de las dos laterales, además de una toca de malla, un nuevo manto sin bordar  de color burdeos, desechando el primitivo de damasco. Este cambio de manto y color fue sugerido por el mismo escultor de la Virgen, el Sr. Dubé de Luque.


1987. Primera salida del Sagrario de la Catedral


A partir de la salida de la iglesia del Sagrario, la hermandad, después de la función principal de Cuaresma, que se realiza en la sede del convento de la Encarnación, efectúa un devoto traslado de las imágenes en andas para llevarlas al Sagrario. En este traslado incorpora un bello paisaje urbano: la Plaza de la Romanilla, con sus palmeras y bajo la inmensa mole de la Torre de la Catedral.

También la cofradía con este cambio obligado de sede de salida  ha de variar su itinerario, no renunciando a acudir con la procesión de penitencia a visitar el monasterio de la Encarnación y, con ello, visitar su barrio del Boquerón, pasando por un paisaje urbano bastante interesante y casi inédito en la Semana Santa, desde que la Soledad se trasladó a San Jerónimo, como es la calle de Arandas, placeta del Boquerón y Azacayas, para subir hasta la calle de Elvira.   

1987 será el último año en el que los costaleros de la Hermandad de Jesús colaboren con la del Cautivo para sacar el paso de la Virgen. Tomarán el relevo en esta colaboración los costaleros de la Hermandad de María Santísima de la Estrella, mandados por el Sr. Ladrón de Guevara, que desde los comienzos de la cofradía estaban portando el paso del Cautivo.



Poco a poco, la Cofradía iba perfeccionando su paso de palio, y en 1988, realiza unos nuevos faldones, en color burdeos, el mismo que el nuevo manto, y que se irán confeccionando y bordando en el taller que crea su hermano mayor, Ángel Perea, en el que también se bordará, en 1989, el nuevo guión y al año siguiente (1990) se le borda una saya en terciopelo azul por dicho el taller.

Ese año 1988, se hacen el libro de venias y 50 nuevos hábitos, pues la hermandad estaba creciendo en número de hermanos, que en esas fechas, contaba con unos 350. 

Paulatinamente, se van encargando enseres de mayor valía artística y, en 1989, el paso de palio estrena nuevas jarras repujadas por los hermanos Moreno y un nuevo guión bordado con vara de la orfebrería sevillana de Manuel de los Ríos y una reproducción de la imagen de María Auxiliadora para el entrecalle, que se sustituirá en los años siguientes por un relicario de 1829, con una reliquia de Lignum Crucis prestado por un cofrade. También, salió con una nueva saya blanca bordada en oro, que es la que aún utiliza la imagen para su salida del Domingo de Ramos.

En 1990 el taller del hermano mayor Sr. Perea bordará en hilo de oro la saya de terciopelo azul de la Virgen. El paso de palio estrenará en el siguiente año de 1991 las jarras realizadas por el taller granadino de orfebrería de los Hermanos Moreno.

En 1992, se estrenan los nuevos varales del palio, dejando los antiguos niquelados, y la peana de la Virgen, realizados por Orfebrería Brihuega de Sevilla y al que se había enriquecido el año anterior con marquillas de bellota. También se acude a bordadores externos para determinados trabajos, como al taller de Salteras (Sevilla) para bordar la toca de sobremanto de la Virgen, realizada en malla de oro.


1985
La hermandad que en los primeros años contaba con la colaboración de la de Jesús Nazareno para sacar el paso de la Virgen con los costaleros de ésta, va encontrar en los de la hermandad de la Estrella esta colaboración y, también, a tratar de formar su cuerpo de costaleros desde finales de los años ochenta, colocando al frente del paso de la Virgen al capataz José Miguel Amézcua Calvente, que ha desempañado esa misión durante más de veinte años (hasta 2011). 



Por otra parte, la colaboración de las monjas es importante, especialmente en estos años iniciales de la cofradía; entre otras cosas, prestando a la Virgen, para que luzca en su mano en la estación, un valioso rosario en oro con medallones de los santos de la Orden franciscana. 

Otra aportación importante de las clarisas se realizó en 1992, cuando para los cultos principales le prestan a la cofradía un valioso y antiguo manto del siglo XVIII de color hueso con bordados en oro perteneciente a la Virgen de gloria de la Encarnación y que en 1996 se lo cederán definitivamente para pasar sus bordados a nuevo tejido que le sirviera como manto procesional.

Con buen clima templado discurrió la Semana Santa de 1993, con mucha gente en la calle para presenciar las procesiones. En los doce años que llevaba la cofradía realizando su estación de penitencia, muchos de ellos se habían visto deslucidos por el mal tiempo.

La Virgen estrenará en 1993 los candelabros de cola de luminaria de guardabrisas, de los que hasta ese momento  había carecido, y que se labraron por el taller sevillano de Manuel de los Ríos.

En los contactos de estos años que la cofradía había mantenido por encargo de bordados con la localidad sevillana de Salteras, había apreciado la existencia de un paso de principio del siglo XX, realizado en 1908, perteneciente a la Hermandad de Jesús Nazareno de aquella localidad, que había cambiado de paso en esa época. La cofradía granadina entró en negociaciones y adquirió dicho paso, en el que fue procesionado por vez primera Jesús Cautivo en el Domingo de Ramos de 1995. Para ello, Dubé de Luque le realizará algunas restauraciones para ponerlo en condiciones de procesionar.


La Cofradía, desde su fundación, había tenido el proyecto de que la imagen de Jesús Cautivo fuera acompañada en el paso por otras figuras pasionistas para formar el Misterio del Prendimiento de Jesús, pero desgraciadamente muchas dificultades había encontrado para hacerlo realidad: la escasas dimensiones de la puerta de su convento sede, la había llevado, como se ha manifestado, a buscar iglesias para su salida procesional, pero, principalmente, la falta de medios económicos había sido quizás el principal escollo para construir el paso de misterio. Con la adquisición de este nuevo paso de Salteras, de reducidas dimensiones parecía que alejaba la idea de formar el Misterio.



Este paso proveniente de Salteras estaba tallado con reproducción de elementos vegetales, tanto en el canasto como en el respiradero, pero la cofradía conservó los faroles de esquina dorados que realizó el orfebre Moreno Romera. Una nueva combinación se le dio a la flor, utilizando iris morado y calvario de clavel rojo.

Este paso, se convertía en el más antiguo de los que procesionan en la Semana Santa granadina. La hermandad procederá en los años siguientes a ir enriqueciendo este paso, añadiéndole dorados en pan de oro, una crestería y ángeles en las esquinas. No obstante, en los años que quedaban para finalizar el siglo XX, se dejará el paso del Cristo prácticamente como se compró para dedicarse a completar el paso de palio. 

Así en 1994, del manto de capilla del siglo XIX, de 2,50 m. por 3,50 m. que las monjas, especialmente la abadesa, Sor Genoveva, cedieron a la cofradía en 1991, se utilizarán de él sus bordados para pasarlos al manto procesional de la Virgen, que cambiará de tejido y el color burdeos anterior por otro de tonalidad hueso o marfil. 

El nuevo manto formado por los bordados antiguos se diseñó con estructura a grandes cuadros o rombos, que los enmarcaba entre elementos bordados de carácter vegetal que se le añadieron realizados en canutillo de oro y plata con lentejuelas. Era el tercer manto que llevaba la Virgen desde la fundación de la cofradía. También ese año la Virgen de la Encarnación estrenará una nueva saya con fajín bordados en hilo de oro. 




Después de la Semana Santa de 1997 deja de ser hermano mayor Ángel Perea, fundador de la cofradía y que durante 16 años había desempañado el cargo. El cabildo general de elecciones de la hermandad elige el 24 de abril de ese año a José Bonilla Gutiérrez para el cargo de hermano mayor. 

Una crisis se arrastraba ese año en la hermandad, que también motivó que dejara el cargo el elegido en 1 de septiembre del mismo año, nombrándose por el arzobispado el día 21 de noviembre a Sebastián Gámez Guerrero como comisario para regir la cofradía, hasta la convocatoria de nuevas elecciones, que se celebran el día 9 de mayo de 1998, resultando el Sr. Sebastián Gámez elegido hermano mayor (5). En este tiempo era consiliario de la hermandad D. Antonio Mejías Vallejo.

En la Semana Santa de 1998, se estrena nuevo techo de palio en terciopelo rojo bordado en recorte por el taller de Ángel Perea; lleva cuernos de la abundancia florales  en las esquinas y en cuyo óvalo central figura la paloma representativa del Espíritu Santo. el adorno floral era exuberante ese año con lirios blancos en el friso y jarras delanteras con orquídeas color rosa y marfil y las laterales con clavel blanco.

Ese año también aparece restaurada la imagen de Jesús Cautivo, labor llevada a efecto por el restaurador y cofrade, Francisco Marín Cruces.


1998. Estreno del techo de palio


La hermandad celebró el 25 de marzo del año 2000 el segundo milenio de la Encarnación del Hijo de Dios, día de la función principal de la cofradía, a cuya celebración acudieron todas las cofradías del Domingo de Ramos.

Después de sesenta años en los que las cofradías granadinas habían intentado, en varias ocasiones, hacer estación en la Catedral Metropolitana sin fruto alguno, lo consiguieron en la Semana Santa del año 2000. El nuevo arzobispo de Granada, D. Antonio Cañizares Llovera, lo había concedido ese año, en forma experimental. El año anterior, a modo de prueba, fue la Cofradía de María Santísima de la Aurora a la que se autorizó surcar las naves de la Catedral.  

Sin  embargo, el tiempo se mostró adverso algunos días de la Semana Santa, especialmente el Domingo de Ramos. Fuertes aguaceros se presentaron en la tarde de dicho día que hizo suspender su estación de penitencia a las cofradías de la Santa Cena, Sentencia y Despojado. La de la Entrada en Jerusalén, tras refugiarse en San Andrés, siguió hasta la Catedral en un intervalo en el que cesó la lluvia, amparándose en ella, tras deslucirse con el temporal; la de Jesús Cautivo aunque salió del Sagrario, regresó inmediatamente sin entrar en la Catedral. No pudo hacer estación en dicho templo para ganar el Jubileo del Milenio.


Besamanos de Ntra. Sra. de la Encarnación. Foto Guzmán Úbeda

Fue el Martes Santo, cuando con sus dos pasos y los hermanos en traje de paisano, entraron en la catedral para ganar el Jubileo y lo hizo cuando el último paso de las cofradías del día había salido de la Catedral por la Puerta del Perdón. Una banda de música acompañó a la hermandad en esta corta salida desde el Sagrario a la Catedral. 

Las bandas de música y tambores de Ntra. Sra. de la Soledad de Huéscar y de San Sebastián del Padul acompañarán a la hermandad en sus estaciones de penitencia de estos años del inicio del siglo XXI.

El experimento del año 2000 de entrar en la Catedral para realizar las hermandades su estación de penitencia dio buen resultado y el arzobispo concedió su licencia para que se realizara en años sucesivos, lo que se ha efectuado con normalidad hasta el momento presente, y en 2001, la hermandad del Cautivo hizo su estación penitencial dentro del templo con toda su comitiva procesional.


Cautivo delante del portentoso Crucificado de la Buena Muerte de Diego de Siloé

Con el inicio del milenio se empezará a restaurar el paso de Jesús Cautivo, realizado en 1908, comenzándose en 2001 con la barnización del mismo y en el año 2002 se le dora en pan de oro la crestería del canasto y parcialmente las cartelas delanteras del mismo, y las dobles columnas que separan las fases de dichas cartelas delanteras. Estos trabajos son llevados a efecto por Rafael Piquero. 

Será este año cuando cuente con su cuerpo de costaleros propio. Ese año también se realizará para la capilla frontal del respiradero de la Virgen una imagen en orfebrería de la Patrona de Granada, la Stma. Virgen de las Angustias.

En 2003 la Virgen llevará un rosario de plata, cuyas cuentas representan rosas y los misterios las basílicas de la ciudad de Roma. La joya, bendecida por S.S. el Papa perteneció a Dª. Mercedes Domenech, locutora de prestigio y madre de José Luis Ramírez Domenech, profesional de la comunicación y hermano mayor de la hermandad de las Angustias de la Alhambra.



2004. Finaliza el dorado de los elementos del canasto. Foto:Lirola

Pero las circunstancias meteorológicas del Domingo de Ramos de 2003 no se presentaron propicias y las hermandades tuvieron que regresar a sus templos con premura sin completar sus recorridos; la hermandad del Cautivo tuvo regresó a la iglesia del Sagrario sin pasar por la tribuna oficial.

Por estos años, la hermandad va a participar activamente en el día del Corpus Christi, aparte de su asistencia en corporación a la procesión, levantando un artístico altar en la placeta de Caldereros, junto a la calle de Mesones y no ha dejado de hacerlo hasta nuestros días.



2007. Altar del Corpus
  
En 2004 sigue el proceso de reforma estética del paso de Jesús, que ese año aparece con el dorado completo de los elementos del canasto y estrena el llamador adquirido en la Feria de Arte Cofrade Munarco. Para 2005 se le realizan dos cartelas para el frontal y la trasera del respiradero, obra de Eduardo Remacho, con los escudos de la hermandad y de la orden franciscana, respectivamente. Dicho respiradero combinará dicho año el dorado de algunos de sus elementos combinado con el caoba original. También estrenará en las esquinas del canasto cuatro arcángeles, realizados por el escultor sevillano Javier Fariñas. 



2005. Cautivo

A mediados de la primera década del siglo XXI el Domingo de Ramos se había convertido en el día de los pasos de Misterio, todas las cofradías de este día, excepto la hermandad del Cautivo, poseían un paso de estas características. En el caso de esta hermandad que estamos considerando, diversas circunstancias que se han comentado habían impedido la realización de un paso de misterio del Cautiverio o Prendimiento de Jesús.


En los medios cofrades se comentaba esta idea irrealizada y la necesidad de que la Semana Santa de Granada contara con un misterio en esta cofradía. Estamos seguros, que al menos, gran parte de los miembros de esta hermandad conservaban el deseo de que se efectuará el paso de misterio en un futuro, pero la escasez de hermanos (alrededor de 400), propiciaba, también, escasez de medios económicos en la hermandad para realizarlo. 


Cautivo 2006
Hemos de decir, que siendo una cofradía de economía débil, los esfuerzos de sus dirigentes para realizar un progreso en la estética de la hermandad eran considerables. Quizás hubiera sido necesario más dinamismo en idear nuevas iniciativas para recabar recursos, pero siempre hay que tener en cuenta las dificultades que ello representa en una ciudad como Granada en la que la participación y apoyo de sus ciudadanos e instituciones comerciales ha dejado mucho que desear. Granada salía ya masivamente a contemplar su Semana Santa, pero solo en actitud contemplativa, no participativa.

La Semana Santa de 2006 se presentó lluviosa en algunos de sus días, especialmente el Viernes Santo, pero no afectó el fenómeno meteorológico a las hermandades del Domingo de Ramos y, así, la Virgen de la Encarnación pudo estrenar la tan ansiada peana en orfebrería, realizada por el taller de Eleuterio Aragón de Motril. Era ese año, el 25 aniversario fundacional de la cofradía.

Para la Cuaresma de 2007 se elige por la Real Federación de Cofradías a la imagen de Jesús Cautivo para que presida el Vía Crucis de la Catedral. La cofradía estaba celebrando el 25 Aniversario de su fundación, por lo que era motivo suficiente para elegir para este acto a la imagen de su Titular. 


2007. traslado del Cautivo para el Vía Crucis de la Federación

A principios de marzo de 2007, se pone el marcha la comitiva de hermanos para llevar a la imagen en este vía crucis, portando a Jesús Cautivo sobre un pequeño trono de orfebrería procedente de la localidad granadina de Iznalloz, tal vez, fue el paso de la Patrona de esta localidad la Stma. Virgen de los Remedios. La imagen del Cautivo iba flanqueada por dos grandes jarrones con iris violeta formando bola. Para este año Jesús Cautivo estrenará nuevas potencias de Alberto Quirós.

En la hermandad se notaba en esta época unos síntomas claros de revitalización, con numerosas actividades en su casa de hermandad en la calle Arriola nº 15, cerca de su sede canónica, donde realizará numerosas actividades.

Una renovación importante se producirá en la hermandad en el mes de octubre de 2007; prácticamente la hermandad no había tenido más que dos hermanos mayores en los 26 años de su existencia y ese año saldrá elegido un nuevo hermano mayor: Jesús Manuel Lozano Fernández, que sustituirá a Sebastián Gámez Guerrero y pasará a ser vice-hermano mayor José Gámez Guerrero. Un importante elenco de mujeres pasará a formar parte de la directiva, hasta diez de un total de un total de 23 componentes de la junta directiva. Destacando en los puestos más relevantes Mª del Carmen Cabezas Navarra, como secretaria, Palmira Díaz Gómez, como ecónoma o vocal de Caridad, Mª José Gómez Casas. De albacea se elegirá a Luis Fernández Molina y vocal de cultos Francisco J. Martos Ortega. La Virgen la seguirá vistiendo Encarnación Hernández Fernández.

El día 7 de ese mismo mes de octubre se produce la salida extraordinaria de la Virgen de la Encarnación, con motivo del XXV Aniversario de la fundación de la hermandad. Diversos actos previos, durante 2007 había realizado la cofradía para celebrar el acontecimiento.


Octubre de 2007, La Virgen por la Plaza de San Agustín en su salida extraordinaria

2008. Salida extraordinaria. Hacia el Boquerón por calle de Arandas



Al llegar la Semana Santa de 2008, la hermandad comenzará a culminar el paso de palio con el estreno de varias filas de la candelería, realizadas por el taller cordobés de Antonio Cuadrado. También ese año cambia la hermandad de acompañamiento musical, para incorporar a la Agrupación Musical Dulce Nombre de Jesús de Granada para ir tras el paso del Cautivo y, tras el de la Virgen, lo hará la Agrupación Musical de Alhendín.


2008. Candelería nueva del paso de palio de la Encarnación en contraste con la antigua

Bellísimas rosas blancas, mezcladas con "pitiminí" componían un exquisito adorno floral para la Virgen, sin la más mínima estridencia, que en la zona trasera del paso se mezclaba con gladiolo también blanco.

En 2006 se iniciaron los trámites para adquirir el título de Hermandad Sacramental .En mayo del año 2008, la  Cofradía consigue el carácter de Sacramental añadiendo a su título el de San Francisco y Santa Clara, patronos de la comunidad de clarisas donde radica la hermandad, acordándose en el cabildo de 14 de junio de ese año, modificar los estatutos de la hermandad para adaptarlos a este nuevo carácter y título.

En el otoño de ese año Jesús Cautivo formó parte de la exposición celebrada en la iglesia albaicinera de San Cristóbal, con motivo del 25 aniversario de la hechura de la imagen de Jesús de la Pasión, realizado por el mismo autor del Cautivo.

En 2009, la hermandad ofrece una nueva imagen en su cortejo nazareno, pues las túnicas habían sido cambiadas por otras de sarga marrón, que sustituían a las antiguas de raso y se utiliza cera roja por el carácter sacramental que se había obtenido. Jesús Cautivo ese año iba con iris morado, al son del acompañamiento musical de la Banda del Dulce Nombre, y la Virgen de la Encarnación lucía una nueva daga de plata y baño de oro, con simbología sacramental, según diseño de Alberto Fernández, ofrecida por su grupo joven de hermanos. 

2009, el año de la Passio Granatensis, en el que se conmemoró el nacimiento de nuestra Semana Santa que hoy conocemos, cuando en el año 1909, un grupo de eruditos y entusiastas, deciden recuperar para Granada, aquella Semana Santa formada por imágenes y cofradías depauperada y perdida por las normas de la Ilustración, la Guerra de la Independencia y la expulsión de frailes de sus conventos y, con ellos, de las cofradías con sede en los mismos.


En 1909, se da a la procesión tradicional durante gran parte del siglo XIX, un nuevo marchamo: la participación en el mismo de una antología de imágenes de la Pasión, que años después, gran parte de ellas se conformarán como titulares de nuevas hermandades de Semana Santa. 


Christi Passio 2009

Por esta conmemoración, los pasos de Cristo de la Semana Santa granadina salieron en un gran vía crucis el Sábado Santo, día 11 de abril de 2009, siguiendo el orden cronológico de las escenas de la Pasión. Más de 250.000 personas llenaron las calles granadinas en la tarde de ese día a pesar de que en ocasiones una lluvia fina e intermitente trató de deslucir el acontecimiento.

Jesús Cautivo, que fue trasladado desde el Sagrario en su paso a la Catedral por la mañana de ese día, salió en la procesión de la Passio el cuarto de un total de veintidos pasos. Cuando salía el paso comenzó a arreciar la lluvia y hubo de regresar a la Catedral, pero calmándose aquella volvió el paso a salir. No obstante, la imagen hubo de ser cubierta por un plástico en parte del recorrido. Iba adornado con un calvario de lirios morados.


En octubre de 2009, murió Ángel Perea, el primer hermano mayor de la hermandad y fundador, junto con Nicolás Crespo de la misma. Había dejado sembrada una semilla cofrade en esta nueva y franciscana hermandad, que fructificaba a pesar de las muchas dificultades, sobre todo de tipo económico, que habían aquejado a esta humilde cofradía y que ha sabido, con increíbles esfuerzos, poner su personalísima impronta en la Semana Santa de Granada.  

No solo altares del Corpus va a montar la hermandad en estos años también el día de la Cruz, construirá bellas y artísticas cruces de mayo, en la calle de San Jerónimo, que contribuirán, en cierto modo, para que con las limosnas se ayude a los proyectos de la cofradía. También realizará artísticos belenes en la Navidad.



Cautivo, Cruz de Mayo 2010

Para el año 2011 se produce el cambio de la Carrera Oficial, suprimiéndose las calles de Navas, por su estrechez y profusión de bares y restaurantes, y la Plaza del Carmen, donde estuvo, salvo algún año excepcional la tribuna oficial de la Semana Santa. Esta se va a trasladar ese año a la Calle de Ángel Ganivet. La última vez que se había modificado fue en 1999 y al año siguiente de 2000 se autorizó por el arzobispo D. Antonio Cañizares Llovera la entrada de las cofradías en la catedral para hacer sus estaciones de penitencia. El cambio de lugar de la tribuna no afectará demasiado al itinerario de la hermandad, que bajará por la calle de San Matías hasta la de Ganivet.

Ese año cambiará la cofradía de bandas de música, acompañando al Señor la Agrupación M. Encarnación de Almuñécar y a la Virgen la Banda Municipal de Otura, pero poco tiempo asistirán a la cofradía, pues en 2010 se había fundado la Agrupación de Jesús Cautivo, que en la Semana Santa de 2011 abrirá la comitiva procesional del Domingo de Ramos. La presidencia de dicha agrupación musical la ostenta José Carlos García de Lara y la dirección musical José Manuel Martín Puertas. Su presentación se realizó en la Caja Rural de Ahorros el día 2 de abril de 2011.


Encarnación 2010. Foto de Fernando López
Nuevos arcángeles irán en las esquinas del paso de Jesús Cautivo, esta vez realizados por el taller de Ándujar de los Hermanos Expósito. También se estrenarán en 2011 los faroles de la Cruz de Guía del orfebre Alberto Quirós.

La hermandad va a cambiar la forma de portar sus pasos a la modalidad de costal en la Semana Santa de 2012. Era una evolución, preferida por los costaleros, que se había estado produciendo desde hacía algunos años en la mayor parte de las cofradías granadinas, tradicionalmente llevados sus pasos a hombro, aunque en el interior de los pasos. La hermandad por este motivo tuvo que cambiar sus parihuelas. La dirección del paso de la Virgen correspondería a un nuevo capataz, Francisco J. Ruiz Jiménez. También, una nueva banda de música granadina acompañará a la Virgen de la Encarnación, la de Ntra. Sra. de los Dolores.

Ese año se le dona a Jesús Cautivo una túnica de terciopelo azul bordada en hilo de plata, que fue bendecida en noviembre de ese año, mes en el que se le vestirá de luto con una túnica franciscana.


Prácticamente, los pasos de la cofradía estaban completados en 2013, con  la candelería casi completa en el de la Virgen, prestándose la corporación a renovar sus otros enseres procesionales y la realización del Guión Sacramental en orfebrería en el que se representan los símbolos eucarísticos de las espigas y la vid, y en el centro la custodia del Santísimo en dorado flanqueada por las imágenes de San Francisco y Santa Clara.

Ese año, en el taller de la hermandad se comienza la restauración de las piezas de bordado del manto de la Virgen, pasando a tejido de estilo otomán, que le da realce y elaborando en el mismo estilo otras piezas para completarlo, entre ellas, la de la Eucaristía, mediante una custodia, para patentizar el carácter sacramental de la hermandad. Mientras la Virgen lucirá un manto color marfil sin bordar.


Dos veces salió la Virgen de la Encarnación en el año 2013: el Domingo de Ramos y el día 18 de mayo, con motivo del centenario de la coronación canónica de la Virgen de las Angustias, Patrona de Granada. Un total de 33 pasos de Virgen peregrinaron desde la Catedral hasta la Basílica de la Virgen de las Angustias, donde en su puerta las esperaba la Patrona en sus andas procesionales.


Encarnación en la Magna Mariana 2013. Foto de Cofrades, foro de Pasión en Sevilla del diario ABC.

La Virgen lucía un exquisito rostrillo-peto combinado de encajes claros y oscuros, para el exorno del paso, jarras, así como, esquinas de azucenas blancas, con las delanteras de rosas blancas de pitiminí. Aunque con una fina llovizna, pudo desarrollarse la procesión magna con gran esplendor.


Una vez finalizados prácticamente los pasos, en 2014, la hermandad decide a recuperar la idea primitiva de contar con un paso de los llamados de misterio para Jesús Cautivo y se aprueba su ejecución, pidiendo proyectos a distintos talleres granadinos y foráneos, aprobándose en marzo de 2015 el presentado por el tallista Francisco Verdugo, para ser realizada la ebanistería en el taller de la localidad sevillana de Los Palacios de Enrique González. 


Hermano mayor y ex-hermano mayor con los artífices del nuevo paso. Blog de la Cofradía

El nuevo paso se inspirará en el barroco de las pinturas de la Basílica de Ntra. Sra. de las Angustias, Patrona de Granada, realizado en el siglo XVIII.

Hasta 2015 el capataz general de la cofradía fue José Martínez Ladrón de Guevara, que había estado muy ligado a ella desde su fundación, y a partir de este año 2015 presenta su renuncia, sustituyéndolo Francisco José Ruiz, que lo era anteriormente del paso de la Virgen, entrando a dirigir este paso, José Pedro Fernández.

En la Semana Santa de 2015, la Virgen vuelve a vestirse con su manto una vez pasados sus bordados a nuevo terciopelo, habiéndosele suprimido la toca bordada por otra transparente, para que se aprecien los bordados del manto en la zona de la espalda de la imagen.


2015. Manto reformado. Foto de José Velasco

Hoy sigue rigiendo la hermandad, como hermano mayor, Jesús M. Lozano Fernández y es vicehermano mayor, Francisco Javier Martos Ortega. 

En la festividad de Cristo Rey, que la hermandad viene celebrando desde hace años, para homenajear a su Sagrado Titular, en 2014 se presentó éste en los cultos con un olivo a sus espaldas, indicio de lo que constituirá en su nuevo paso la representación del cautiverio de Jesús en el huerto de Getsemaní.




El paso antiguo de Jesús Cautivo, se ofrece para su venta y en la Semana Santa de 2016, se presentará la imagen con el nuevo en su fase de ebanistería.


Diseño del nuevo paso de Jesús Cautivo


Una hermandad que a lo largo de sus treinta y cinco años de existencia a sabido superar determinados atavismos y la carga de la escasez de recursos, se muestra en la actualidad como una de las que afrontan el futuro con las más prometedoras  perspectivas, tanto en el buen hacer de sus hermanos, como en el buen gusto y elegancia de su presentación en cultos, actos y estación de penitencia.





Hermanos mayores

1981-1997                            Ángel Perea Rodríguez
1997 (abril- Agosto)             José Bonilla Gutiérrez
1997 (nov.) y 1998 (mayo)   Comisario Sebatián Gámez
1998- 2007                           Sebastián Gámez Guerrero 
2007- 2015                           Jesús M. Lozano Fernández

------------------
1. PADIAL BAILÓN, Antonio, La Fundación, Revista Gólgota Semana Santa 2001, pág.51.
2.PADIAL BAILÓN, Antonio, La hermandad de los negros y mulatos de Granada, apaibailon.blogspot.com, La Granada Eterna, de 29 de diciembre de 2012.
3. Periódico Ideal de Granada, de 5 de abril de 1982.
4. PADIAL BAILÓN, Antonio, La Semana Santa de Granada a través de la Federación de Cofradías , pág, 312. Granada 2002.
5. Revista Gólgota de Marzo 1997 y marzo de 1999, págs. 27 y 26 respectivamente. "Ideal" de 4 de diciembre de 1997.
6. Diversos periódicos y revistas y página web de la hermandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario