Páginas vistas en total

martes, 15 de marzo de 2016

DESPOJADO - HERMANDAD DE JESÚS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS Y MARÍA SANTÍSIMA DEL DULCE NOMBRE



DOMINGO DE RAMOS

Foto.  José Velasco 2015


Antonio Padial Bailón

La Hermandad de Jesús Despojado de sus Vestiduras de Granada va a constituir una de las más recientes aportaciones al elenco de hermandades, que se van a fundar en la que llamamos tercera oleada fundacional, de las que ha habido, en la recuperación de la Semana Santa de la ciudad, que se inició en la segunda década del siglo XX.

Esta tercera y última oleada de fundaciones de cofradías surgió tras la profunda crisis de la Semana Santa, que partió de finales de los años cincuenta del pasado siglo y tuvo su punto álgido en el año 1975. A partir de ese momento, las hermandades granadinas irán saliendo de dicha crisis y nuevas hermandades surgirán a finales de los años setenta y durante los años ochenta.

No había antecedentes en Granada, ni en su Semana Santa antigua, de una devoción o hermandad que diera culto al momento pasionista del despojo de vestiduras del Salvador antes de su Crucifixión, ni imagen, al menos de escultura, que representara dicha escena de la Pasión.

La Fundación. Jóvenes fundadores

Hacia mediados de los años ochenta del pasado siglo XX subsistían determinados atavismos y juntas de gobierno, que se eternizaban en algunas de las hermandades, sin aportar renovación alguna o, al menos, escasa, dando lugar a que una serie de hermanos jóvenes y con deseos de imprimir ciertas innovaciones en sus hermandades, se vieran frustrados ante los escasos deseos de renovación e innovación de muchas juntas de gobierno.

Uno de estos grupos de jóvenes lo constituían aquellos trece que se reunieron en 1986 para fundar una nueva hermandad ese año: la de Jesús Despojado de sus Vestiduras. Su edad media rondaba los dieciocho años.

Pero todo partió del año anterior de 1985. Cuando viendo de regreso al Perpetuo Socorro el paso de palio de Ntra. Sra. de la Encarnación, un grupo de jóvenes se platearon crear una nueva hermandad en Granada. Era el Año Internacional de la Juventud, y pronto comenzaron a prepararse ese grupo de cofrades y costaleros jóvenes, hasta formar un órgano gestor Pro-Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras. 

Varias ideas sobre qué Misterio de la Pasión tener por titular rondaba por sus mentes: "El Beso de Judas", propuesto por los hermanos Egea, Alberto Mora o Carlos Ramos; "La Presentación de Jesús al Pueblo", propuesto por Ignacio Fdez- Aragón, Luis Recuerda o Jacinto Morente o "Jesús Despojado y María del Dulce Nombre", propuesto por Miguel González Campos, Sagrario Soto o Miguel Zamorano. Esta finalmente fue la elegida, pero todos aportaron sus ideas al carácter que habría de tener la cofradía (1).

La mirada de estos jóvenes estaba puesta en el buen hacer, seriedad y elegante presentación de la hermandad del Silencio ante el Desprecio de Herodes y María Santísima de la Amargura de Sevilla.

Así, el día 13 de mayo de 1986, estos trece jóvenes se reúnen en el tercer piso de la casa nº 2 de Plaza Nueva y tras el rezo de los Misterios Dolorosos del Santo Rosario, era el día de la Virgen de Fátima, proceden a firmar el acta fundacional de la cofradía.

Los trece fundadores fueron por orden de sorteo: Luis Ignacio Fernández-Aragón Sánchez, Luis Recuerda Martínez, Miguel González Campos, José Miguel López Zamorano; Alberto Egea Fernández-Montesinos; Antonio López Gómez, Manuel Conde Jiménez, Jacinto Morente Martínez, José Miguel Castillo Calvín, Fernando Egea Fernández-Montesinos, Yolanda Recuerda Martínez, Sagrario Soto Gervilla y María Elena Egea Fernández-Montesinos.



El grupo de fundadores, y otros jóvenes más que se le van uniendo, comienzan por buscar iglesia donde dar culto a sus futuros titulares y elaborar unos estatutos para su presentación a la aprobación canónica. Lo hacen en 1987, pero pasaron los meses sin tener noticia de su aprobación. Primitivamente adoptó el título de Grupo Juvenil Pro-Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima del Dulce Nombre y San Juan Evangelista.

Esta pro-hermandad se regía, en esos años antes de su aprobación canónica, por un Presidente y una junta. No tendrá su líder el carácter de hermano mayor hasta la aprobación de sus reglas. Serán en esos años presidentes de la pro-hermandad, por este orden: Miguel González Campos, Luis Recuerda Martínez, Cecilio Cabello Velasco y Fernando Egea Fernández-Montesinos (2)

A la vez, estuvieron buscando iglesia sede donde fuese acogida la incipiente cofradía, sin resultado positivo alguno, y que también necesitaban para dar culto a la imagen, que en junio de 1987, habían encargado al joven, entonces, imaginero sevillano, Manuel Ramos Corona. La Parroquia de Monserrat, la iglesia de San Antón, Ntra. Sra. de Gracia, fueron las iglesia a las que pidieron apoyo, sin lograrlo.  

Sería una parroquia nueva, la de San Emilio, en el Barrio de Fígares, situada en los bajos de un edificio de pisos, la que acogería a la incipiente hermandad. Ello ocurrió en el mes de febrero de 1987. El sacerdote Jerónimo Gil Mena apoyó a estos jóvenes fundadores y uno de los sacerdotes de la parroquia, D. Juan Serna Bonillo, será el director espiritual de la nueva pro-hermandad. Los deseos de colaboración con la parroquia, como desde entonces se ha venido produciendo, fueron decisivos en la aceptación de la hermandad en la misma, regida entonces por el párroco Jesús Blanco Zuloaga. 

Los hermanos Egea y Luis Ignacio Fdez.-Aragón vivían en el barrio de Figares, donde estaba la parroquia, y sus casas pronto se convierten en las primeras capillicas de la naciente hermandad.

Inmediatamente, están estos jóvenes fundadores realizando diversas actividades relacionadas con la Semana Santa, y ya, en la Cuaresma de 1987, sale a la luz una revista: Guía de la Semana Santa de Jesús Despojado con su primer número en ese año y que se ha ido superando año tras año, para erigirse en uno de los mejores exponentes de las publicaciones cofrades de Granada.


Nº 1 de la Guía del Despojado. 1987
La Guía del Despojado, con su información, sus críticas, e incluso, alabanzas, a las formas de presentarse al público aquella Semana Santa, constituirá una de las primeras referencias de la juventud cofrade de aquellos años. Críticas con cierta acidez, que no eran demasiado bien recibida por algunos directivos y cofrades de Granada, un tanto anquilosados en modos pasados de actuar. Quizá este espíritu innovador de la Guía, e incluso, su no demasiada tolerancia, seguramente justificada por los atavismos de muchas hermandades, pudo deberse a la juventud de los componentes de su dirección.

Ese primer año de la Guía, se explicaba en ella que ya contaba la hermandad con varios bustos en barro de la titular mariana y, con respecto a la imagen de Jesús, se estaban realizando gestiones para su realización. El hábito sería, dada la seriedad que se quería imprimir a la hermandad, de cola recogida y de color blanco, escudo en el capillo, con cíngulo de esparto y alpargata negra, sin duda inspirado en el que tiene la hermandad de la Amargura de Sevilla, que querían tener por modelo.

La unión con la parroquia de acogida, seguramente propició la idea de constituirse en hermandad sacramental, (que parece que la imbuyó el párroco, D. Jesús Blanco); cosa, que sin duda, también ayudaría a su reconocimiento y aprobación por la autoridad eclesiástica.  En esta situación modificaron los estatutos primitivamente presentados para añadirles el carácter sacramental.

Ese año de 1988, inician sus actividades penitenciales con un vía crucis por las calles del Barrio de Fígares, celebrado el Viernes de Dolores; acto penitencial que incluyó en sus Reglas y que, desde entonces, lo viene celebrando. En poco más de un año la hermandad contaba con 100 hermanos, base de su crecimiento.

Habían los fundadores visto algunas Dolorosas antiguas, como la del convento de San Bernardo, probablemente de la hijas de Pedro de Mena, para que alguna de ellas fuera titular mariana de la hermandad, sin que tuvieran fruto estas diligencias. También, para realizar la imagen del Señor se conectó con los escultores Álvarez Duarte y Díaz Garó, con los que no se llegó a un acuerdo.


En el cabildo de hermanos de 8 de julio de 1987, se aprobó el encargo a Ramos Corona la hechura de la imagen de Jesús Despojado, que la tuvo finalizada para su bendición, que se produjo el día 11 de marzo de 1989, en una solemne función religiosa celebrada en la iglesia de San Antón a las 6:30 de la tarde (el día 9 fue la entrega por el escultor de la imagen del Jesús). 

La ceremonia fue oficiada por el párroco de San Emilio D. Jesús Blanco Zuloaga, quién bendijo la imagen con un ramillete de romero mojado en agua bendita, estando presente, quién acogió y animó a la hermandad, D. Jerónimo Gil Mena. Mientras, la agrupación de Juventudes Musicales de Granada entonó diversos cánticos sacros, dirigidos por Lirio Palomar.


                                         Bendición en San Antón. Foto de Guía del Despojado

La bendición estuvo apadrinada por la hermandad de Jesús Despojado de Sevilla. Esta hermandad sevillana había prestado su apoyo a la joven cofradía granadina y, de hecho, ha acogido a la imagen en su capilla de Molviedro, antes de su traslado a Granada, en las ocasiones que aquélla ha viajado a Sevilla para su restauración.

También, en la bendición estuvieron presentes: el autor de la imagen Manuel Ramos Corona, la Real Federación de Hermandades de Granada, numerosos hermanos mayores. También el que era presidente de la pro-hermandad, aún no aprobada canónicamente, Cecilio Cabello Velasco.  



La imagen quedó ese sábado, día de la bendición, en el convento de San Antón, para al siguiente día, domingo, ser trasladada en andas y en procesión, con gran participación de cofrades granadinos, hasta su sede de San Emilio, que entonces estaba enfrente del edificio que hoy ocupa. Allí, en aquel estrecho local en el que estaba instalada la parroquial, se preparó un altar en el que se le dio culto en esos primeros años.

Una túnica color granate, realizada por las hermanas Plaza, y un dosel ejecutado en el taller de la hermandad, fueron elementos con los que se presentó la imagen a la bendición y a su puesta en culto en la iglesia sede.


Jesús Despojado en su primer altar 

Ese año de 1989, se realizó por segunda vez el vía crucis de reglas del Viernes de Dolores por las calles del barrio, pero en esta ocasión portando la imagen de Jesús Despojado, en humildes andas realizadas por el tallista Manuel Salazar. 

En dicho vía crucis Jesús Despojado llevará sus potencias de plata sobredorada que había estrenado en la bendición de la imagen, realizadas por el orfebre sevillano Manuel de los Ríos y diseñadas por el cofrade Luis Ignacio Fernández Aragón.  También, el guión sacramental que le había realizado Orfebrería Andaluza (Manuel de los Ríos).

El 5 de junio de 1990, después de varios años, las reglas de la hermandad en las que incluía su carácter sacramental, son aprobadas por la autoridad eclesiástica. Aquel grupo de jóvenes que fundaron cuatro años antes esa pro-hermandad de penitencia veía colmados sus anhelos de constituirse en hermandad penitencial.

Ya legalmente constituida en hermandad, el primer hermano mayor elegido sería, el que también lo fue presidente de la Pro-Hermandad, Miguel González Campos. Pero no llegaría a cumplir su mandato de cuatro años, sustituyéndolo como hermano mayor, Fernando Egea Fernández-Montesinos.

Una vez aprobada la nueva hermandad se intitulará: Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima del Dulce Nombre y San Juan Evangelista.

Años de espera ilusionada

En esos momentos, la hermandad contaba con unos 200 hermanos, que tuvieron la paciencia de esperar a realizar la estación de penitencia con su Titular varios años después de su bendición. La hermandad, con un criterio loable, decidió, desde un principio, no realizarla hasta que se contara con un paso y unos enseres medianamente dignos para su imagen.


Vía Crucis desde la nueva parroquial de San Emilio

La hermandad va reuniendo enseres para su vía crucis del Viernes de Dolores, que luego le servirán en años posteriores para su estación de penitencia. Así, en el Vía Crucis de 1991 estrenará la Cruz de Guía y sus faroles de escolta, conjugando la madera de cedro con la orfebrería de alpaca, realizada la primera por Manuel de los Ríos y los segundos por Ramón León. Asimismo, en 1992, el Guión de la cofradía de terciopelo granate bordado en hilos de oro por José Ramón Peleteiro de Sevilla.




En 1991, la hermandad con la parroquial se trasladaron a una nueva iglesia de mayor amplitud en la calle Agustina de Aragón. Era también un local de una casa de viviendas, que es donde en la actualidad residen, y dejaron el humilde y estrecho local, situado enfrente, en condiciones no demasiado decorosas para una parroquia. No obstante, la nueva iglesia no posee puerta de dimensiones suficientes para la salida de un paso, lo que constituirá un problema importante para la cofradía, que pensará en su momento en una solución. 

Ya en la nueva iglesia, su titular se colocó en una zona que se ensanchaba junto al presbiterio, con amplitud suficiente para ir albergando, a modo de capilla, las imágenes de los titulares (la Virgen y San Juan) que en los próximos años se irían labrando.

Allí celebrará sus cultos de reglas: misa los segundos domingos de cada mes; Besapies  en el tercer Viernes de Cuaresma; Quinario en Cuaresma a Jesús Despojado y función; Vía Crucis de Reglas; Triduo al Santísimo Sacramento en el Corpus Christi y Función de la Inmaculada. 

En estos primeros años, tampoco estuvo exenta la hermandad de alguna crisis interna, que ya parecía superada este año de 1992, en el que era hermano mayor Miguel González Campos. Las dificultades que se presentaron durante aquellos primeros años; la tardanza en la aprobación de sus estatutos; la escasez de medios económicos e, incluso, la conversión en penitencial de la antigua Hermandad del Cristo de San Agustín, sita en el mismo barrio, que atrajo a algunos hermanos de la joven hermandad (aunque muchos militaban en ambas cofradías), fueron elementos que, supusieron cierta dificultad para el desarrollo de la hermandad en aquellos años. 

Vía Crucis 1992. Con la Virgen de la O.

En el vía crucis del Viernes de Dolores se hizo tradicional en esos años. También, el altar que montaba la familia García Ligero en la puerta de su casa en el barrio de Fígares, en la calle de Azuma. Allí esperaba a Jesús Despojado una imagen de Dolorosa propiedad de la familia, con la advocación de Ntra. Sra. de la O.
Ntra. Sra. de la O ( Familia García Ligero)

Ese mismo año de 1992 en el mes de Julio la hermandad encarga la realización de su paso al tallista sevillano Antonio Ibáñez según boceto del hermano de Jesús Despojado, Luis Ignacio Fernández Aragón, que se basó en elementos barrocos de la Cartuja de Granada.

La imagen de Jesús Despojado de sus Vestiduras es trasladada al taller del escultor Ramos Corona, el día 29 de Diciembre, para la restauración de una pequeña fisura en la policromía de la mejilla derecha. También, se aprovechó la ocasión para que el escultor acoplara los dos sayones, que estaba realizando y que formarían parte del paso de misterio (3).

Allí estará la imagen un mes, y el 30 de Enero de 1993, una vez restaurada, se celebró una Eucaristía de acción de gracias en la capilla de Molviedro de la capital hispalense, sede de la Hermandad de Jesús Despojado de Sevilla, presidida por ambos Titulares en el Altar Mayor. Tras la ceremonia, la imagen se trasladará a Granada.

Ese año de 1993, la hermandad amplía el recorrido de su Vía Crucis para llegar a la calle de San Antón y hacer una estación en el convento del Santo Ángel, sede de la Hermandad del Stmo. Cristo de San Agustín, Sagrado Protector de Granada.

El Domingo de Ramos de 1993, una representación de la hermandad se encontraba en Sevilla para participar en la estación de penitencia de la Hermandad de Jesús Despojado de la ciudad hispalense, que había acogido a la granadina y a su imagen, cuando ésta ha estado en dicha ciudad (4).

También, se acuerda que el Miércoles Santo de 1993, salir con una representación de la hermandad, vistiendo su hábito, en la estación de penitencia de ese día que realiza la hermandad madrina de Ntro. Padre Jesús Nazareno y María Stma. de la Merced. Esta delegación no pudo pasar por la tribuna, al llegar a ella, ni realizar el resto del recorrido oficial, pues fue conminada a abandonar la procesión por parte de la presidencia de la Real Federación, por no estar autorizada para ello.

Ese año había dado un gran paso la hermandad del Despojado, creando su banda propia de cornetas y tambores que se funda en día 23 de abril de 1993, con sólo 24 componentes en principio y que irán aumentando en los siguientes años, hasta constituir una de las de mayor calidad de la Semana Santa de Granada. Estaba dirigida por José Miguel López Zamorano, siendo sus directores musicales, Luis Recuerda Martínez y Alberto Jiménez Macías.

1993. Ante el Santo Ángel Custodio

El bello uniforme, también marcará en la Granada de aquellos años un verdadero precedente por su singularidad y elegancia. Se imita el uniforme de la Guardia Real de Alfonso XII y colores inmaculistas de la Real Maestranza de Caballería de Granada, con la utilización de un casco con plumero blanco. Durante 1992 se estuvo en contacto con Antonio Velasco Rodríguez, que les aportó sus partituras de "Sagradas Vestiduras" o "Santa Marta" y con las Bandas del Sol de Sevilla y la de Ntra. Sra. de la Estrella de Granada, para recabar asesoramiento, que lo aportaron desinteresadamente. 

Pronto empezarán a adquirir los primeros instrumentos musicales, que llegaron a Granada el día 2 mayo de 1993; eran las cuatro primeras trompetas. Apenas se contó con los imprescindible se comenzó a ensayar detrás del Palacio de Congresos, cerca de sus sede, pero por protesta de los vecinos hubieron de cambiar su lugar de ensayos a la rotonda de la Circunvalación, detrás del Centro Comercial Neptuno.

La presentación de la Guía del Despojado en la Cuaresma de 1994 estuvo presente ya la banda de cornetas y tambores de la cofradía, aunque en las procesiones se estrenará en la Semana Santa de ese año, acompañando al Cristo del Consuelo de los Gitanos el Miércoles Santo y Jesús de la Pasión el Jueves Santo; después el 8 de septiembre acompañarán musicalmente a la Virgen de Gracia, en su procesión de ese mes. No pudieron sacar todos los uniformes por lo costoso de los mismos, aunque lo harían en el siguiente año de 1995, en el que esperaban que saliese su imagen Titular, pues los componentes eran todos hermanos (5).


1994. Banda de Jesús  Despojado en sus primeras actuaciones

El sevillano Antonio Ibáñez ya tenía la parihuela del paso en 1993 con una medida de 4,85 m. de largo y se realizaría la ebanistería del canasto por parte de Manuel Caballero Farfán en 1994, para entregarla en 1995. La hermandad irá acometiendo la realización de su paso con cierta lentitud, la que le permitía su escaso potencial económico.

Un muñidor de 1989 con campanitas de Miguel de los Ríos, abría el Vía Crucis de reglas y que conserva hoy la hermandad abriendo su procesión de penitencia, cirios rojos de sacramental portados por los hermanos y capilla de música como son silente. Todos los enseres realizados hasta la fecha acompañaban a Jesús Despojado en el mismo en 1993, entre ellos el juego de varas realizado de 1988 a 1991.

Vía Crucis 1994
El vía crucis penitencial de 1994 lo realizó la hermandad con el acompañamiento musical de una capilla de música que procedía de Sevilla, compuesta por oboe, cornu inglés y clarinete. Jesús Despojado, como iba siendo costumbre visitó el altar de la familia García Ligero y al Santo Cristo de San Agustín en el convento del Santo Ángel.

Entonces la cofradía contaba con unos 260 hermanos, insuficientes para la celeridad de los proyectos que se deseaban acometer. Quizá pasara por la mente de muchos hermanos que una pronta salida a realizar estación podría aumentar este número.

Los deseos de la hermandad de hacer pública estación de penitencia ese año se manifestaron en el cabildo de 19 de febrero de 1994 en el que se autorizó dicha salida. Pero las dificultades para encontrar lugar idóneo desde el que salir, la formación del cuerpo de costaleros en fase de conformación y la conciencia de no estar aún preparados con los enseres y paso adecuados para una salida digna, hizo que se postergara para el siguiente año de 1995 la salida en pública estación de penitencia (6)

Un paso importante da la hermandad en 1994, y es la firma del contrato de la hechura de su titular mariana, María Santísima del Dulce Nombre y la del Discípulo Amado, San Juan Evangelista, que acompañaría en el futuro a la Virgen en su paso de palio. Se firma en Córdoba el día 8 de diciembre de ese año con el escultor cordobés nacido en Stuttgart (Alemania) Miguel Ángel González Jurado. Antes, no obstante, habían estado tratando con el escultor sevillano Ventura con el que no se llegó a un acuerdo.

Una representación de la hermandad, presidida por el hermano mayor, Miguel González Campos, acudía en diciembre de 1994 a Córdoba a la iglesia de San José y Espíritu Santo, en el Campo de la Verdad a una función de la nueva hermandad de la Santa Vera Cruz, Jesús de los Reyes y María Stma. del Dulce Nombre. Al final de la ceremonia allí se firmó el contrato de la hechura de la titular mariana de la cofradía granadina de Jesús Despojado.

Silencio Blanco

La esperada primera salida 

Finalmente, después de nueve años del nacimiento de la hermandad, ésta se prepara para realizar su primera estación de penitencia a las puertas de la Catedral de Granada.

El día 8 de enero de 1995 se da autorización por parte de la Real Federación de Hermandades para que la hermandad procesione, pero no por la carrera o itinerario oficial, pues según las normas de la Federación las nuevas hermandades no entran en la carrera oficial hasta que ha realizado su primera estación pública y con ello su ingreso en dicho organismo cofrade.


La imposibilidad de salir de su iglesia sede, hizo a la cofradía buscar solución para la salida del paso, presentándose como la más adecuada, el hacerlo desde el patio del Colegio Barrio Fígares, antigua Fábrica de Harinas "Bandrés", cercano a su sede, que contaba con un amplio portón de cancela. Sitio histórico aquel, junto a la Acequia Gorda o Ziqia Al-Kebira ( Acequia Grande) de los musulmanes granadinos, que durante siglos ha regado la Vega granadina, trayendo el maná de las aguas de Sierra Nevada.

El primer acto público de ese año de 1995 fue la presentación el 24 de marzo de su Guía en el Paraninfo de la Universidad por el padre escolapio D. Enrique Iniesta, muy ligado a estos cofrades de Jesús Despojado. Acto en el que intervino como elemento musical, la banda de la hermandad ya preparada para acompañar a su Titular en la Semana Santa. También actuará el día 31 de ese mes en la Sala Lorca del Palacio de Exposiciones y Congresos en un concierto con otras bandas musicales de Granada, que tanto estaban proliferando en esos años (7).

La hermandad en la Cuaresma de 1995 trabaja intensamente para preparar su salida penitencial en la tarde-noche del Domingo de Ramos, en la que se presenta el paso con el canasto en fase de ebanistería, con el tallado de columnas de las capillas y molduras en general. También, se sacan en el paso los altos candelabros de guardabrisa que conforman las esquinas en su fase de tallado por el tallista Antonio Ibáñez. 


1995

Pero ya, aunque incompleto, saca varias figuras del Misterio, que se habían encargado y realizado los años anteriores por Manuel Ramos Corona. Así, se presentan en el paso ese primer año los dos sayones, que ya tenía la hermandad guardados, desde 1993 en el que se tallaron, y un soldado romano, propiedad de la Cofradía de la Sentencia, que ese año no salió con su paso de misterio, por estar en restauración sus figuras. También una cruz arbórea iba tendida en el paso del Despojado, como preparativo de la Crucifixión.

Era el Domingo de Ramos día 9 de abril de 1995, cuando se puso en marcha desde el citado colegio, la comitiva nazarena con una seriedad y buen hacer que asombró al mundo cofrades de aquellos años. Ciento dieciséis hermanos vistieron el hábito de la nueva cofradía para acompañar a Jesús Despojado de sus Vestiduras, cuyo paso se alzaba a los golpes de martillo de su llamador, realizado por Ramón León de Sevilla y que marchaba al compás de los sones musicales de las marchas, entre ellas, Sagradas Vestiduras, con la que empezó a caminar, de su banda de cornetas y tambores en uniforme de gala.

1995. Sayón con cáliz prestado por las monjas de San Antón

Estando el paso ya en la plaza del colegio, que hoy lleva el nombre de Jesús Despojado, al final de la calle de San Antón, se empezaron a desgranar las saetas al nuevo titular granadino, que se ponía oficialmente en la calle para hacer estación de penitencia. De la garganta de "Curro" surgió la primera saeta a Jesús Despojado en la calle:

    Ya no sabían que hacerle.
     Le escupen y abofetean,
y        y lo coronan de espinas. 
          y la sangre le “chorrea”,
          por su carita divina.

Los hermanos tienen la obligación de silencio, compostura y prohibido por sus reglas volver la cabeza para contemplar al su Sagrado Titular, dura penitencia para aquellos que tanto ansiaban contemplarlo por las calles de Granada.

Salió la hermandad a las cinco de la tarde, para recorrer, primeramente, algunas calles de su barrio, como Azhuma, Mulhacen o Alhamar, para seguir por San Antón, donde estacionó ante el Cristo de San Agustín, en el convento del Santo Ángel; siguió por Recogidas, Puentezuelas y Tablas y Trinidad, en el barrio de la Magdalena, para ir por Capuchinas, Cárcel Baja a la Puerta del Perdón de la Catedral, donde llegó a las 19:40 horas; siguió por Pasaje Diego de Siloé, Gran Vía, Cárcel, San Jerónimo, Plaza de la Romanilla, Capuchinas, Mesones, Jaúdenes, Alhóndiga, San Antón , Alhamar, Abú Isaac a Plaza de Jesús Despojado, finalizando su estación de penitencia a las 11 de la noche, hora en la que el primer capataz que mandó el paso del Despojado, Antonio Cappa, mandó arriarlo, lo acompañaba de segundo capataz Fco. Javier Ramos (Piro).



Una representación de la Hermandad de Jesús Nazareno, en la que participó el autor de este artículo, acompañó a la cofradía en este primer recorrido y algunos años más. Esta hermandad madrina le haría el obsequio de un cáliz, en el siguiente año, para que lo portara en su mano uno de los dos sayones. Este simbolismo del cáliz se deriva del Evangelio de San Mateo en el que se relata que llagado Jesús al Calvario le dieron vino con mirra, como brebaje que se ofrecía a los ajusticiados para mitigar su dolor y que Cristo rechazó. 

Al finalizar la Semana Santa, el hermano mayor, Miguel González Campos dimite de su cargo. Tal vez la excesiva presión de unos años de preparación de la primera salida procesional y del lanzamiento de la hermandad tenían que haber hecho fatigosa mella. La hermandad ya estaba en la calle haciendo estación y nuevos retos se presentaban a los dirigentes que le sucedieron.

Sería el teniente de hermano mayor, Fernando Egea Fernández Montesinos quien le sucedería, porque era un periodo de organización eclesiástica de las hermandades y cofradías de la diócesis y las elecciones estaban suspendidas temporalmente.

Ese año de 1995 termina con otro hecho importante para la hermandad: el encargo de la imagen de otro titular, San Juan Evangelista, al mismo escultor de la Virgen, Miguel Ángel González Jurado con el que se firma el contrato el día 27 de diciembre, en la fiesta de dedicación del Santo Evangelista.

Representación de Jesús Nazareno

1996. Jesus Despojado va por Carrera Oficial


En enero de 1996 el pleno de la Real Federación aprobó la incorporación a dicho máximo organismo cofrade de la Hermandad de Jesús Despojado, era la última hermandad que se aprobaba de la llamada tercera oleada fundacional de hermandades granadinas. No todas las hermandades estuvieron de acuerdo con esta incorporación, ocho votaron negativamente y una se abstuvo. Quizás se puso de manifiesto la insolidaridad de éstas, porque una hermandad fundada por jóvenes, que sin recursos y con todos los inconvenientes para su fundación, había demostrado una seriedad , paciencia, buen hacer y sentido común, para no lanzarse a la calle sino era de forma digna, merecía el apoyo unánime de todas las cofradías. 

En 1996 se modifican los estatutos para adaptarlos a Estatuto Marco para hermandades y cofradía de la diócesis granadina y, al año siguiente, el reglamento de régimen interior, que regulará minuciosamente la vida de la hermandad en su reformado del año 2001. Estos estatutos son aprobados ese mismo año de 1996 y el 9 de noviembre se celebran elecciones en las que resulta elegido hermano mayor, Jacinto Morente Martínez (8) y teniente de hermano mayor, José María Expósito Marín. 

El segundo año que sale la hermandad, habiendo ingresado en la Real Federación de Hermandades y Cofradías, lo hace por el itinerario oficial, pero ha de cambiar su día de salida al Martes Santo. No había podido conseguirse la unanimidad de las hermandades del Domingo de Ramos para dejar un hueco para que la Hermandad de Jesús Despojado, pudiese hacer su estación este día, que es el que señalan sus reglas.

Hay que decir, que en esa época las hermandades granadinas, (la mayor parte de ellas), necesitaban casi una hora y media para hacer el recorrido desde la calle de Navas a la puerta de la Catedral   (se cruzaba entonces por Bibrambla); tiempo a todas luces excesivo, para los cortos cortejos procesionales de la mayoría de ellas. Ello, teniendo en cuenta que dicho recorrido era muy inferior al kilómetro. Las cofradías alargaban la distancia que separaba a sus nazarenos y la lentitud se cebaba en la marcha de nuestra Semana Santa con la exasperación de propios y extraños.

1996 (Gólgota)
En una errónea apreciación del "lucimiento", se conseguía con esta lentitud, que mucha parte del público abandonara su presencia para ir a buscar a otra hermandad o marcharse a sus casas. En una Semana Santa como la de Granada, normalmente de gélida temperatura, ni las personas ancianas, ni los niños, podían permanecer en las calles hasta altas horas de la noche, padeciendo esta lentitud e inclemencia. 

Hoy se ha mejorado algo en este aspecto, pero no lo suficiente a mi juicio. Es comprensible que las hermandades deseen estar en la calle bastante tiempo. Es una vez al año (y no todos, si el tiempo no lo permite), en que se hace estación y siempre ésta sabe a poco, pero es preferible hacer itinerarios más largos a discurrir con pasmosa lentitud. 

1996, ante Bib Ataubín

Salió, pues, Jesús Despojado el Martes Santo de 1996 y lo hizo de forma excepcional, pues al siguiente año hubo acuerdo, como diremos más adelante. Ya, la Hermandad de la Sentencia recuperó su soldado romano, pues este año volvió a salir con el misterio y la del Despojado estrenó otro soldado romano, realizado por el mismo autor del Señor y su vestimenta con coraza de orfebrería de J. Ossorio. El soldado o centurión romano lleva desde 1997 en sus manos en pergamino el texto de la Sentencia de Jesús escrita en latín.

El ayuntamiento de la ciudad tuvo a bien conceder el nombre de la plaza donde se ubicaba el Colegio Barrio Fígares, lugar de inicio de la estación de penitencia, en esos año, el nombre de Plaza de Jesús Despojado, donde la hermandad colocó el 23 de noviembre un retablo cerámico con farol con la imagen del Señor, realizado por Cerámica Santana de Triana. A la inauguración asistió el Ayuntamiento representado por la concejala Manuela Moreno y la Hermandad del Despojado de Sevilla con su hermano mayor, Manuel Vicedo, actuando la Banda de cornetas y tambores de la hermandad.


El inconveniente principal para que la Hermandad de Jesús Despojado realizara su estación de penitencia el Domingo de Ramos lo presentó la Hermandad del Cautivo, que temía ver alterado su horario y dificultado su encierro en el Sagrario de la Catedral, si la nueva hermandad iba la última, tras de ella. Por ello, solicitó que las otras hermandades ajustaran su tiempo, además de pedir ser la última hermandad del día.   

1997. Gólgota

El acuerdo se logró en 1997 y la Hermandad de Jesús Despojado, desde ese año ha podido realizar su estación en el Domingo de Ramos. Como signo de reconocimiento la hermandad en la mañana del Domingo de Ramos visitó a cada una de las del día para ofrecerle a sus titulares un ramo de flores. La del Cautivo en correspondencia le ofreció otro a Jesús Despojado a su paso por la tribuna oficial.

El Domingo de Pasión la imagen de Jesús Despojado quedó expuesta en devoto besapiés, después de los cultos previos a la salida penitencial en la iglesia de San Emilio. De madrugada había llegado a Granada la escultura del Cirineo, realizada también por el imaginero sevillano Ramos Corona. Ese año la cruz que colocará el Cirineo en el Calvario  será la antigua de Jesús Nazareno que fue adquirida por la cofradía.

Cirineo de Ramos Corona 1997. Con la cruz de Jesús Nazareno

Dicho Cirineo se presenta en actitud de dejar la cruz en el Calvario, una vez llegados al mismo y retirada de los hombros de Jesús, al que despojan de sus vestiduras. Ese año de 1997 se iba a estrenar el "canasto" del paso de misterio tallado por los sevillanos Antonio Ibáñez y Joaquín Pineda, aunque sin dorar, siempre asesorados por el diseñador del paso, el hermano y directivo de la corporación Luis Ignacio Fernández-Aragón, que se basó en las estructuras barrocas que adorna la sacristía de la Cartuja granadina. No se pudo estrenar la talla completa del canasto y sólo se hizo la de los frisos y candelabros con la cartela frontal.

En el año 1997 la banda de cornetas y tambores de la hermandad pudo salir con sus uniformes completos en todos sus elementos. No era baladí el gasto realizado en unos equipos de tanto gusto y calidad.



Al ser la última hermandad del día retrasó su salida a las 20:00 horas y recorrerá un nuevo itinerario después de visitar algunas calles del barrio Fígares. Irá por Puente de Castañeda, Embovedado, Plaza de Bibatabín, cuya portada barroca de columnas salomónicas, junto a su torreón se convertirá en un clásico lugar para ver la hermandad, como la Plaza del Campillo y de la Mariana y como lo será el regreso por las estrechas calles de Frailes y San José Baja, antes de entrar en su barrio. Mandaba la marcha de la corporación el diputado mayor de gobierno José María Expósito Marín.

En 1997, el paso de misterio fue mandado por capataz a Antonio Méndez Vargas, aunque en esos años estaba la cofradía en la tarea de conformar su cuerpo de costaleros. Tres o cuatro años mandará Méndez el paso. 

1998, el canasto del paso se presentaba tallado en su gran parte, pero fue una Semana Santa lluviosa y afectó a muchas cofradías, especialmente en los tres últimos días de la semana. Pero el Domingo de Ramos tampoco se salvó. Presentándose la lluvia en horas cercanas a la madrugada de forma que sorprendió a la del Despojado en Mesones y en la Plaza de las Pasiegas. Con una admirable compostura y sin deshacer sus filas la hermandad esperó a que se le diera permiso para refugiare en la Catedral, donde el Padre Iniesta rezó ante el Santísimo unas preces (9)

Allí quedó Jesús Despojado en la capilla de la Virgen del Pilar, era su primera estancia en la Catedral de Granada. Los hermanos regresaron a su sede de San Emilio y en cabildo improvisado se decidió, desmontar el paso en la catedral y ponerlo en andas de traslado hasta el Lunes de Pascua a las 8:30 de la mañana, en el que los hermanos vestidos de hábito procederían a su traslado en silencio hasta la parroquia sede.


Pasada la Semana Santa, las dos hermandades que de forma más reciente se habían incorporado a la Federación, la del Cristo de San Agustín y la de Jesús Despojado, reclamaron a este organismo igualdad en la subvención que reparte entre las hermandades. Se le había negado a las mismas la total suma de la subvención, alegando que aún no procesionaban los pasos marianos y para ello se basan en un acuerdo de 1984, que así lo determinaba. Estas hermandades convencieron a la mayoría de las que componen el Pleno de que aquel acuerdo no debía de tener efectos retroactivos y consiguieron se les diera la subvención completa (10).

A finales de 1998, el día de la Inmaculada, el nuevo arzobispo de Granada, D. Antonio Cañizares, bendice las imágenes de María Santísima del Dulce Nombre y San Juan Evangelista en un solemne pontifical en la Basílica de San Juan de Dios, copatrón de Granada. La hermandad ya contaba con la totalidad de sus imágenes titulares.

La basílica del santo de los pobres lucía iluminada, mostrando todo su esplendor barroco. Las imágenes fueron colocadas en el retablo mayor, obra del lucentino José Guerrero, junto al camarín y bajo la urna que guarda los restos mortales de San Juan de Dios.

La entrada de la basílica estaba escoltada por miembros de la banda de cornetas y tambores de Jesús Despojado vestidos con traje de gala, que también estaban destacados dentro del templo.



La Virgen del Dulce Nombre, lucía una bella saya azul de bordados de estilo decimonónico, regalo de cofrades, realizada por el bordador García Poo, y junto a ella, la imagen del Discípulo Amado. Fue madrina de la bendición la Pontificia y Real Archicofradía del Santo Escapulario de San Juan de Dios, que estaba presente con su guión y la umbela basilical. Ambas imágenes llevaban corona y ráfaga o nimbo, respectivamente, realizadas por el orfebre sevillano Ramón León y fueron vestidas exquisitamente por Esteban Cruz, que será en esos años quién la vista.

Con procesión litúrgica iniciada en la capilla del Señor de la Caridad se comenzó la ceremonia a los sones de canticorum jubilum de Händel, cantando el coro de San Sebastián de Antequera. También estuvieron presentes los seises de la Catedral de Granada, que danzaron bajo la dirección de Juan Bedmar. Todo el clero de la parroquia de San Emilio, el Padre Iniesta,  cofrade de honor y el rector de la basílica, D. Juan José Hernández, concelebraron con el arzobispo. el hoy Cardenal Cañizares.


Estuvieron presentes, la Real Federación de Hermandades, la Hermandad de Jesús Despojado de Sevilla, la de Jesús Nazareno de Granada, la Sacramental del Dulce Nombre del Sagrario, la hermandad de la Sentencia de Úbeda, la Vera Cruz de Moguer y  todas las penitenciales granadinas, así como, el imaginero autor de las tallas, Miguel Ángel González Jurado. La mesa presidencial constituía altar para la Purísima de Agustín de Vera que guarda la basílica.

Finalizada la ceremonia eucarística, el hermano cofrade Antonio Espinosa entonó al órgano la primera marcha dedicada por él a la Virgen: María del Dulce Nombre.


Desde el día siguiente en que las imágenes fueron trasladadas solemnemente desde la basílica de San Juan de Dios a la parroquial de San Emilio, reciben culto en ésta en un altar junto al de Jesús Despojado. Diez años, casi once, habían transcurrido desde que se bendijo a Jesús Despojado y aquellos muchachos que fundaron la hermandad y otros que se les unieron habían madurado en esta cofradía y junto a ella.


La talla del paso del Despojado seguía avanzando para la Semana Santa de 1999, aunque ralentizado por los gastos que la hermandad había realizado el año anterior en las imágenes de la Virgen y San Juan. Ese año, al cumplirse el décimo aniversario de la imagen de Jesús, éste salió en la estación de penitencia, excepcionalmente, vistiendo una túnica blanca.

No terminaban de asentarse los hermanos mayores para cumplir el mandato completo de cuatro años. Después de Semana Santa, en mayo de 1999, presenta su dimisión Jacinto Morente Martínez, que es sustituido por el teniente de hermano mayor José María Expósito Marín, hasta el cabildo de elecciones en el que es confirmado en el cargo.

A la Virgen del Dulce Nombre empieza a dársele culto público, mediante un Vía Lucis, que se celebra el primer domingo de octubre de 1999 y la hermandad empieza también a celebrar el día 27 de diciembre la festividad de San Juan Evangelista, patrón de la juventud cofrade. A la Virgen se le realiza un triduo en septiembre con función y un besamanos el día de la Inmaculada y función de la Candelaria el 2 de febrero. También a Jesús Despojado se le hace un besapies el Domingo de Pasión. 

1999. Túnica blanca
Para la Semana Santa del año 2000, con motivo de su Jubileo del Milenio, el arzobispo D. Antonio Cañizares Llovera autoriza a las cofradías a realizar estación de penitencia ante el altar mayor de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana. Era una aspiración que las cofradías habían estado manteniendo desde el final de la Guerra Civil sin conseguirlo de ningún prelado. Los titulares y sus cofrades entraban por fin en la Catedral.

Pero el Domingo de Ramos del año 2000 se presentó sumamente lluvioso; grandes aguaceros se presentaron cuando Granada se echó a la calle para ver sus procesiones. La Hermandad de Jesús Despojado de sus Vestiduras, decidió no salir a realizar su estación de penitencia; tampoco la Santa Cena ni la Sentencia y el Cautivo regresó, nada más salir. Sólo la Entrada en Jerusalén, que se había refugiado en el camino, llegó con aguaceros a la Catedral para ganar el Jubileo.

Ese año Jesús Despojado, tendría que haber estrenado una bella túnica morada bordada en oro diseñada por L. Ignacio Fdez.-Aragón y realizada por el taller sevillano de García Poo, que últimamente estaba realizando los bordados a la hermandad. No pudo ser por la lluvia inoportuna. La hermandad cuando suspendió su estación a la Catedral no sabía si podría hacerlo al año siguiente, pues la autorización del arzobispo fue para sólo el año 2000. Pero, dado el ejemplar comportamiento de las hermandades en 2001 se volvieron a abrir las puertas de la Catedral para que entraran las cofradías. 
2000. Nueva túnica procesional de García Poó
La hermandad, no obstante, junto con las otras que no pudieron realizar su entrada en la Catedral por la lluvia, convocaron el día 18 de noviembre un acto jubilar en la basílica de la Patrona, la Stma. Virgen de las Angustias. 

Tras la Semana Santa de 2000, en el cabildo de elecciones de 11 de junio de ese año, la hermandad vuelve a tener otro hermano mayo: Luis Ignacio Fernández Aragón. Puntal de la hermandad, que con sus diseños ha ido conformando ese estilo peculiar de sus enseres y tronos, que con sello de gran elegancia y siempre basándose en elementos artísticos originales de nuestros señeros monumentos, ha contribuido de manera esencial al arte de nuestra Semana Santa. El cargo de teniente de hermano mayor recaerá en Juan Alberto Medina Auñón.

Una hermandad, joven en sus componentes, y quizá por eso, convulsa en su quehacer de esos años. Esa convulsión y, a pesar de ella, o probablemente, por ella, la hermandad cada año se renovaba de sus propias dificultades, para encontrar un camino hacia adelante, que la lleva a el esplendor de nuestros días. 

Quizás, el secreto de su éxito ha radicado, en que los sentimientos de muchos de sus hermanos hacia su hermandad arraigaron profundamente en sus espíritus casi adolescentes y los agobios y problemas no han sido suficientes para apartarlos de la hermandad. Allí están todos o casi todos los que la iniciaron y la vieron crecer, porque la hermandad son ellos y está por encima de ellos.

En 2001, la hermandad ya tiene un representante en la junta de gobierno de la Real Federación. Será Fernando Egea Fernández- Montesinos, que fue hermano mayor años atrás, el que con el cargo de secretario de este organismo  es nombrado por el nuevo presidente de la Federación, D. José María Ortiz Rodríguez.



Por fin, el Domingo de Ramos de 2001 la hermandad hace estación de penitencia dentro de la Catedral. Jesús Despojado va con su nueva túnica, que no estrenó en el año anterior y con el paso del misterio completo, al añadirle dos nuevas tallas, la de Santa María Magdalena y otro soldado romano, realizadas también por el escultor Ramos Corona, autor de todas las imágenes y figuras del paso.

El paso en 2001 ya estaba finalizado de la talla, tanto en lo referente al canasto, como en el respiradero. También en lo que se refiere a las imágenes y figuras que componen el misterio. Únicamente quedaría el dorado, labor que se abordarán en los años siguientes.

Ese año se incorporará la última figura del misterio que realizó también Ramos Corona, la del segundo soldado romano para la trasera del paso, en diálogo con la Magdalena a la que cierra el paso hacia Jesús. El centurión que lleva el pergamino de la Sentencia porta de fundación de la hermandad, el 13 de mayo de 1986. 

2001. Talla completa. Foto: Fernando López
Una nueva capilla de salida

Otro importante reto se presentará a una hermandad que buscaba la perfección en su presentación pública y su asentamiento en el corazón del barrio. La salida desde el patio del Colegio del Barrio Figares, no era la más idónea para las aspiraciones de la cofradía, que por otra parte iba creciendo en número de hermanos (unos 550 hacia 2002). También ese año la hermandad contará con nuevo capataz, el hermano Dionisio Martínez Molina.

En 2002, comienzan a buscar un local cerca de su templo sede para convertirlo en capilla de salida y casa de hermandad. Un barrio en el que la mayor parte de los edificios son de varias plantas con bajos de escasa altura, constituía un escollo difícil de superar. Tras limitadas opciones encuentran un local con altura suficiente en una de esas casas de pisos, donde poder construir su ansiada capilla, guardar sus enseres y paso y tener allí, asimismo, casa de hermandad. 


El referido local lo alquilan con idea de poder comprarlo en el futuro, para asegurarse una continuidad, como así pronto ocurrió. La localización del mismo está en la calle José Ayala Cantó, donde proceden a realizar las oportunas obras y abrir una puerta suficiente para la salida del paso de misterio y darle una decoración externa que lo identifique como capilla.

Todo estaba terminado para el día 5 de abril de 2003 y fue bendecida por el consiliario de la hermandad, D. Juan Serna empezándose a montar el paso para la estación de ese año.
 
La salida desde su nueva capilla se realiza ya en el Domingo de Ramos de 2003 y la hermandad ha de incorporar por este motivo nuevos lugares del barrio a su itinerario. Allí trasladará a su titular desde la iglesia de San Emilio, donde tiene tradición de celebrar la misa de nazarenos antes de su traslado a la capilla para elevarlo al paso.
2003. Desde la Capilla
Pero la situación meteorológica de aquel Domingo de Ramos frustró en parte las expectativas de la cofradía, y aunque salió a la calle, tuvo que regresar a su nueva capilla antes de pasar por la carrera oficial (11).

La adquisición de la capilla y su acondicionamiento retrasa el comienzo del dorado del paso de misterio de Jesús Despojado que en la Semana Santa de 2003, volvió a realizarla con el tallado finalizado.

Será en el Domingo de Ramos de 2004 cuando el frontal de la canastilla del paso se estrenaría totalmente dorado. La hermandad tuvo el acierto de encargar dicho dorado en pan de oro a un taller granadino de gran prestigio, como es el de Cecilio Reyes y Encarnación Rodríguez, que han realizado un excelente trabajo.

2004. Inicio del dorado. Foto Guzmán Úbeda
En dicho frontal se estrenaban unos serafines de talla, que después se cambiarán, y la cartela de la Transfiguración, realizada por el gaditano, González Rey, que también realizará el resto de las cartelas del canasto.

Aunque con cierta amenaza de lluvia el Domingo de Ramos de 2005 dejó trascurrir las hermandades con un esplendor que cada año se va superando. La Cofradía de Jesús Despojado se puso en la calle desde su capilla con una seriedad y compostura que el público la venía conociendo como el Silencio Blanco de Granada. Casi toda la canastilla apareció totalmente dorada y sus dos candelabros de guardabrisas frontales y con sus cartelas policromadas.

La parte trasera del canasto y sus guardabrisas habrían de esperar para su dorado a la Semana Santa de 2006. Es la zona donde la Magdalena implora al romano misericordia para Jesús en su despojo, cuando los dados para sortear la túnica ya están en la mano del centurión.



Como anécdota, la insufrible actitud de algunos elementos que se empeñan en agredir a todo aquello que no comprenden o no quieren comprender. Por la mañana del Domingo de Ramos, cuando los hermanos fueron a la capilla de salida para abrirla al público, como es costumbre ese día, encontraron sellada la cerradura de la puerta. Afortunadamente, no dejó de ser una anécdota; pronto a pesar de ser festivo se buscó a un cerrajero que la pudo abrir.



En ese año de 2006, en el cabildo general del día 6 de octubre, la hermandad aprueba el diseño del paso de palio para María Stma. del Dulce Nombre y San Juan Evangelista. Sometido a votación los dos proyectos: uno del diseñador y ex-hermano mayor de la cofradía, L. Ignacio Fdez.-Aragón, y otro del orfebre sevillano Ramón León, es votado afirmativamente por mayoría de tres cuartos el presentado por el primero. A esas alturas, la hermandad ya emprendía la realización del paso de palio.  Más de cien hermanos acudieron al cabildo.



En el futuro paso de palio irá la Virgen ayudada por San Juan Evangelista, que en actitud de caminar hacia el Calvario, le tiende la mano para que se apoye en ella, en un bello dialogo corporal, que va a expresar el encargo de Jesús en la cruz de intercesora de la especie humana: Madre, he ahí a tu hijo; hijo, he ahí a tu Madre


Actos de caridad se llevan a efecto estos años, como la operación carretilla recogiendo alimentos, juguetes o donativos con una furgoneta para los necesitados y con la banda de música como reclamo, para poder aliviarles a algunos las penalidades en la Navidad. Otros de hermanamiento, como con la hermandad de Jesús de la Pasión Despojado de Jaén, en noviembre de 2006. Un nuevo hermano mayor regirá la hermandad en esta etapa, Pedro L. Sánchez Romero.

También, como acto de animar la participación de los hermanos infantiles se va a desarrollar el día 12 de mayo una procesión con los niños que portarán un paso con la Santa Cruz por las calles del barrio o feligresía de la parroquia, que saldrá de la capilla externa de la hermandad e irá hacia la placeta de Jesús Despojado, donde tantos años levantaba la hermandad su cruz de mayo.


Mayo de 2007

Los pequeños costaleros con el capataz general Dionisio Martínez
 Otro domingo lluvioso fue el de Ramos de 2007. Las cinco cofradías del día decidieron no hacer estación de penitencia o regresar a sus templos, como ocurrió con la de Jesús Despojado que se volvió a su capilla desde la calle de San Antón, cuando estaba ante la puerta del Cristo de San Austín.

La desilusión que cundió por los cofrades pero que fue compensada por actos religiosos en el interior de sus templos y la visita a todas ellas del arzobispo D. Fco. Javier Martínez para orar y confortarlas en la tristeza de un día, el único del año, que se manifiestan en la calle, pero truncado por la fatal meteorología.


La hermandad sigue mejorando su cortejo y en la Semana Santa de 2008 estrena cuatro nuevos ciriales de la orfebrería de Ramón León de Sevilla y los faroles de acompañamiento del Guión Sacramental. También el paso se enriquece con los guardabrisas laterales de Cecilio Reyes y los cuatro profetas para las capillas del canasto del gaditano Luis González Rey.

Respecto a la Virgen del Dulce Nombre, siguiendo el criterio de la hermandad de no incorporarla a la estación de penitencia hasta contar con un paso de palio en condiciones dignas para su presentación, se comenzaba a reunir sus los elementos para su formación. Mientras saldrá con San Juan Evangelista a la calle todos los años en el vía lucis del primer domingo de octubre.




Vía Lucis 2008
Nuevamente en 2008, se va a renovar la junta de gobierno de la hermandad con la elección de Dionisio Martínez Molina como el hermano mayor, sustituyendo a  Pedro  L. Sánchez Romero. La hermandad va a ser una de las que más renovación va a mantener en sus órganos directivos; entre presidentes  de la pro-hermandad y hermanos mayores en sus 22 años de existencia once personas habían regido la cofradía. El cargo de teniente de hermano mayor lo ostentará José Espinel Calderón, estando formada la junta por 24 miembros, de ellos diez mujeres.

2009 constituirá una fecha imborrable en los anales de la Semana Santa granadina. Se conmemoró el centenario del Santo Entierro Antológico, que se inició en 1909 y que sin duda fue el momento de arranque de la Semana Santa de Granada tal y como hoy la entendemos.

Después de una época que se inicia a finales del siglo XVIII y principios del XIX en la que desaparecen la casi totalidad de las hermandades de penitencia de la ciudad, esa muestra antológica de imágenes de Pasión que se procesionaron el Viernes Santo de los años 1909 y los siguientes quince años, hasta 1924, muchas de aquellas imágenes serán el foco devocional para la fundación de las nuevas cofradías de penitencia.

El Despojado en la Passio de 2009. Foto de la Revista Gólgota

Por ello, en 2009, se conmemorará el acontecimiento con la Passio Granatensis, procesión del Sábado Santo de ese año con los pasos de Cristo y algunos de Virgen de nuestras actuales hermandades. Salió de la Catedral por orden cronológico de escenas de la Pasión.

Jesús Despojado, después de realizar con esplendor su estación del Domingo de Ramos, sale otra vez a la calle el Sábado Santo, día 11 de abril, en la Passio Granatensis con el frontal del respiradero terminado de dorar

Por la mañana el paso de Jesús Despojado fue trasladado a la Catedral, mandado por el hermano mayor y capataz, Dionisio Martínez, donde se reunieron todos los que llegaron desde sus distintos templos, para realizar la magna procesión por la tarde. La ciudad estaba exultante de gente en la calle, naturales y forasteros para ver pasar los Misterios de la Pasión de Cristo, aunque la lluvia, siempre inoportuna, hiciera resguardar con plásticos a las imágenes en algunos momentos.


2009. Foto de Fernando López Rodríguez
Para las Semanas Santas de 2010 y 2011, la hermandad presentó terminado de dorar por Cecilio Reyes el paso de misterio; los dos costeros del respiradero se doraron en 2010 y la trasera en 2011. Además se remodeló la ubicación de las figuras del misterio, para darle más dinamismo a la escena y algunas lucieron nuevos ropajes.

El Cirineo pasa al costero derecho del paso y al final del mismo, desde el izquierdo en que estaba, y su lugar lo ocupa el soldado romano en dialogo con la Magdalena, que con él cambia a la izquierda del paso, quedando los dos soldados en la parte central del mismo, pero dirigiendo su acción hacia sitios opuestos. 

La imagen del Jesús también fue restaurada por su autor, Ramos Corona, realizándole una remodelación en la que parece que se le acortó el cuello y melena, colocándole la cabeza más inclinada hacia el fiel que lo contempla, en lugar de alzada como primitivamente se la concibió. Una acertada remodelación que ha demostrado la madurez de su autor con respecto a la primera concepción de la imagen, realizada en sus años juveniles. 




En 2011 se produce un cambio sustancial en la carrera oficial de las hermandades. A sugerencia del Ayuntamiento la plaza del Carmen dejará de albergar la tribuna oficial para pasarla a la calle de Ángel Ganivet, comenzando en la Plaza de la Mariana y acceder a la Catedral por la calle de Mesones. Con ello se evitaba la estrecha calle de Navas y sus numerosos bares y restaurantes, no muy apropiados para el discurrir de las estaciones de penitencia.

Un nutrido tramo infantil precederá la comitiva de nazarenos en 2011. Verdadera cantera de cofrades, estos tramos iniciales de nazarenos infantiles se irán imponiendo en las hermandades en estos años de la segunda década del siglo XXI.

También, montó la cofradía en esos años una bella cruz de mayo, junto al cancel del Colegio Barrio Fígares, como era costumbre desde años anteriores, que constituyó un verdadero punto de encuentro festivo entre los hermanos, con otros cofrades granadinos y con la ciudad en general.

Cruz de mayo de la hermandad en la Plaza de Jesús Despojado


Jesús Despojado en Madrid

Pero 2011 va a significar un nuevo hito para la hermandad y, concretamente, el día 19 de agosto de ese año, Jesús Despojado y la hermandad van a salir de Granada para mostrarse a Madrid con motivo de celebrarse en la capital de España la Jornada Mundial de la Juventud con  la presencia de Papa Benedicto XVI. Se celebró un Vía Crucis en el Paseo de la Castellana con los pasos de diversas hermandades de varias ciudades de España.

El paso se montó en la antigua catedral y colegiata madrileña de San Isidro, frente al Gran Poder de Madrid, donde fue visitado por incontables personas. Al amanecer del día 19 se allí partió la procesión con el paso dirigido por su hermano mayor y capataz, Dionisio Martínez y con la banda de cornetas y tambores de la hermandad, vestidos de gala. Fue por el Madrid de los Austrias a la la Puerta del Sol y calle de Alcalá, hasta la Plaza de la Cibeles y, desde allí, al lugar señalado para quedar instalado como altar del vía crucis, junto con los demás pasos, cada uno en su lugar.



El Papa Benedicto XVI bendijo el paso de misterio y a la hermandad al pasar en su papamovil y algunos prelados rezaron ante la imagen. Fue una jornada inolvidable para la hermandad y para otras granadinas que quisieron acompañarla en este acontecimiento como la de la Entrada en Jerusalén, la Lanzada y la de la Aurora. En ese acontecimiento estrenará las dos Virtudes doradas delanteras, colocadas sobre columnas en las esquinas del respiradero. 

No pudo ser más gloriosa la celebración del XXV Aniversario de la fundación de la hermandad, que esta manifestación de fe que dieron los cofrades en la capital del reino con su titular en el paso de misterio por sus calles en la Jornada Mundial de la Juventud con la presencia del Papa. 

   Paso remodelado

Las Virtudes fueron realizadas por el artista granadino Alberto Fernández Barrilao. También la imagen de María Magdalena y los dos romanos estrenaron ropajes realizados por el hermano Fco. Luis Muñoz García-Ligero.

En el mes de octubre, al arzobispo solicitó a la hermandad que llevara el paso a la Catedral para presidir la Vigilia de la Pastoral Universitaria y una vez finalizada regresó a San Emilio en un solemne vía crucis por el itinerario hasta su templo del Barrio de Fígares.

Nueva directiva se elegirá en la hermandad en 2012; esta vez saldrá una mujer nombrada para regir la cofradía en los próximos cuatro años, la primera en la historia de la misma: Inmaculada Rodas Ruiz. Muy ligada a la hermandad desde sus primeros tiempos, había desempañado en su junta varios cargos y, últimamente con Dionisio, la de adjunta a hermano mayor. A ella corresponderá el ir contratando los principales elementos que conformarán, próximamente el paso de palio de María Stma. del Dulce Nombre.



El 24 de noviembre de 2012 se firmó con el orfebre sevillano Ramón León el contrato de la candelería del paso y de sus varales, según diseño concebido por L. Ignacio Fdez.-Aragón. Comenzaba a ser realidad un proyecto que se inició en octubre de 2006 cuando el cabildo general lo aprobó.

A decir de su autor, éste lo fue diseñando en el país centroamericano del Salvador, durante su residencia en el mismo, sacando parte de su inspiración de la fachada barroca de la iglesia del Sagrario de Méjico (12).

Diseño varales y candeleros. Foto Guía del Despojado
En la Semana Santa de 2013, vuelve a ampliarse el itinerario oficial para incluir en él la calle de la Alhóndiga, donde se colocan palcos a lo largo de toda ella. En esta remodelación se suprime la calle de Mesones para acceder a la Catedral y se hace a través de la calle Jáudenes. Nuevo itinerario que esperemos que se mantenga por su indudable acierto. 

Sin embargo, la cofradía no pudo realizar la estación de penitencia de 2013 por la lluvia, tampoco lo hicieron las de la Santa Cena y la Sentencia, que volvió a San Pedro, desde la Carrera del Darro, e igualmente ocurrió con la del Cautivo, sólo la Entrada en Jerusalén que se refugió en la Catedral, para seguir a su iglesia una vez escampado. 




Ese año se celebró la procesión Magna Mariana en el mes de mayo en la que procesionaron casi todas las Vírgenes de nuestra Semana Santa, a excepción de María Stma. de la Caridad, María Stma. del Dulce Nombre y Ntra. Sra. de los Remedios; estas dos últimas por no salir aún en estación de penitencia. 

Con motivo del 25 aniversario de la realización de la imagen de Jesús Despojado, que se cumplió en 2014, fue elegida por la Real Federación de Cofradías para presidir el Vía Crucis del primer viernes de cuaresma en la Santa Iglesia Catedral. Jesús Despojado fue llevado en andas por su hermandad en un solemne traslado con un cortejo ejemplar, desde la iglesia de San Emilio hasta el templo catedralicio. El vía crucis, rezado por el deán D. Juan Gutiérrez, fue pasando por las capillas de la Catedral Metropolitana.

Espléndida fue la Semana Santa de 2014, todas las hermandades hicieron estación de penitencia, aunque se produjo algún chaparrón en la mañana del Domingo de Resurrección. Jesús Despojado con su paso completamente terminado, y una nueva Virtud para la esquina trasera del respiradero, realizada por Alberto Fernández Barrilao: la de la escasez, con el pez como símbolo. Ese año, con motivo de cumplirse 25 años de su realización, no llevó Jesús su túnica bordada, sino una de sarga morada, que fue como se presentó en la bendición de la imagen en 1989.

2014. Despojado frente al castillo de Bibataubín y Sierra Nevada. Foto de Manuel Lirola.

En 2015, se concluye la última alegoría o "virtud" que realizó Fdez. Barrilao, que son reproducciones de las del Sancta Santorum de la Cartuja granadina, que realizara en el siglo XVIII el escultor Pedro Duque Cornejo. También se estrenó la pértiga en orfebrería realizada por Alberto Quirós.  

Una Semana Santa, la de 2015, como no se conocía desde hacía bastantes años; espléndida en lo referente a la presentación de las hermandades en la calle y en lo relativo al tiempo primaveral, casi veraniego, que animó a los granadinos y forasteros a llenar los itinerarios de las cofradías.

La hermandad de Jesús Despojado, aunque no presentó novedades importantes en lo externo, sí siguió trabajando en reunir los elementos esenciales para su paso de palio, recibiendo varales, candelería y jarras, que adornarán a María Stma. del Dulce Nombre en una fecha cada vez más cercana, Esta fecha de su primera salida pudiera concretarse en 2017 o 2018, en la que la veremos caminar con el Evangelista tras su Hijo Despojado.
 
La hermandad nunca se ha caracterizado por realizar actos de tipo social, como tertulias, charlas, presentación de carteles, pregones, exposiciones...etc. Los actos religiosos han sido, primordialmente su eje. Solamente, la revista Guía del Despojado y su presentación ha sido el acto cultural que desde su fundación ha venido realizando, junto con la cruz de mayo, montada en la Plaza de Jesús Despojado, para recabar fondos para sus proyectos. La revista aún se mantiene y cada vez es más reclamada, al igual que su vía crucis del Viernes de Dolores y otros actos religiosos con su parroquia.
Una hermandad joven en  el tiempo, solo hace 30 años de su fundación, pero que supo desarrollarse sin premuras ni provisionalidades, teniendo como orientación primordial el culto y devoción a sus titulares y, desde esta idea, desarrollarse imprimir su sello particular en la Semana Santa de Granada.


2015. Ante el Cristo de San Agustín, Sagrado Protector de Granada. Foto de José Velasco



PRESIDENTES


1986-1990. Miguel González Campos, Luis Recuerda Martínez, José Cecilio Cabello Velasco, Fernando Egea Fernández Montesinos.

Hermanos mayores

1991- abril 1995       Miguel González Campos
1994-1996                Fernando Egea Fernández-Montesinos
1996 (nov)-1999      Jacinto Morente Martínez
1999 - 2000              José María Expósito Marín
2000 (Jun.)- 2006     Luis I. Fernández- Aragón Sánchez
2006- 2008               Pedro L. Sánchez Romero
2008- 2012               Dionisio A. Martínez Molina
2012- 2016               Inmaculada Rodas Ruiz
2016-                        Carlos Castillo Gómez


-------------------------------
1. PADIAL BAILÓN, Antonio, La Fundación, Revista Gólgota, pág. 47, Semana Santa 2001.
2. Información facilitada por D. Cecilio Cabello Velasco, que fue presidente de la Junta Pro-Hermandad.
3. Periódico "Ideal" de febrero 1993.
4. Ibídem de 8 de abril de 1993.
5. RECUERDA MARTÍNEZ, Luis, Banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras, revista "Gólgota" de 1995, págs. 31-33.
6. Periódico "Ideal" de 27 de marzo de 1994.Declaraciones del hermano mayor Miguel González.
7. Periódico "La Crónica" de 24 y 27 de marzo de 1995.
8. Revista Gólgota 1997, pág.35.
9. "Ideal" de 6 de abril de 1998.
10. PADIAL BAILÓN, Antonio, La Semana Santa de Granada a través de la Federación de Cofradías, pág. 343. Granada 2002.
11. Revista Gólgota Crónica, pág. 10 de Junio de 2003.
12. FDEZ.- ARAGÓN SÁNCHEZ, Luis Ignacio. Un proyecto que empieza a ser una realidad, págs. 6-7, Guía del Despojado 2013,


No hay comentarios:

Publicar un comentario